Publicidad
Piden un año y medio y dos años y medio de cárcel a dos acusados de un robo con fuerza en una oficina de León

Piden un año y medio y dos años y medio de cárcel a dos acusados de un robo con fuerza en una oficina de León

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
R. Á. | 19/10/2021 A A
Imprimir
Piden un año y medio y dos años y medio de cárcel a dos acusados de un robo con fuerza en una oficina de León
Tribunales Los hechos se produjeron en un local de la calle Moisés de León de la capital. Se llevaron efectos valorados en 1.383 euros y causaron daños fijados en 1.433
El Juzgado de lo Penal número 1 de León celebrará el 3 de noviembre un juicio por un delito de robo con fuerza en las cosas. Los acusados son dos varones que sobre la 1:25 de la madrugada del 4 de abril de 2014 –«puestos previamente de acuerdo», según las conclusiones provisionales del fiscal– se dirigieron junto a otras dos personas «en paradero ignorado» a una oficina de la calle Moisés de León. Entraron tras forzar la cerradura y se apoderaron de 664,50 euros, una cámara de fotos, un trípode, un bolso, un monitor y el teclado de un ordenador, efectos valorados pericialmente en 1.383,55 euros. Además, causaron daños en la cerradura y en el interior del local por valor de 1.433,22 euros.

Para el Ministerio Público los hechos son constitutivos de un delito de robo con fuerza en las cosas en el que concurre (solo en el caso de uno de ellos) la circunstancia agravante de reincidencia. Les pide por ello las penas de un año y seis meses de cárcel y de dos años y seis meses, respectivamente. También, en concepto de responsabilidad civil, la Fiscalía considera que deben indemnizar solidariamente a la compañía de seguros –que abonó al negocio 3.563,25 euros por los efectos sustraídos los daños causados– con la misma cantidad que pagó a la empresa.

En el escrito del fiscal se destaca también que los acusados fueron parados en un control de la Guardia Civil apenas unas horas después del robo, sobre las 5:40 de la madrugada, en El Espinar (Segovia) y que en el coche en el que viajaban llevaban, entre otros efectos, la cámara de fotos, el monitor y el teclado del ordenador, que no les fueron ocupados «al no constar aún en ese momento su origen ilícito».
Volver arriba
Newsletter