Publicidad
Periplo de una exposición

Periplo de una exposición

CULTURAS IR

Familiares de una miliciana kurda perteneciente a las Unidades de Protección Popular (YPG) llevan el ataúd con su cuerpo hacia el cementerio de Kobane en Siria. | JM LÓPEZ Ampliar imagen Familiares de una miliciana kurda perteneciente a las Unidades de Protección Popular (YPG) llevan el ataúd con su cuerpo hacia el cementerio de Kobane en Siria. | JM LÓPEZ
Ignacio Fernández Herrero | 26/01/2021 A A
Imprimir
Periplo de una exposición
Fotografía La crisis sanitaria adelanta la despedida de la exposición itinerante 'Mujeres en conflicto' del fotoperiodista JM López
El próximo 29 de enero estaba previsto el punto final para el itinerario de dos años de la exposición ‘Mujeres en conflicto’. La muestra de fotografías de JM López, que retrata las consecuencias de los conflictos violentos en el mundo sobre la población femenina, iba a cerrarse en la Biblioteca Valentín García Yebra de Ponferrada con un diálogo entre el fotorreportero y la periodista y librera Tamara Crespo, conducido por la también periodista y escritora Noemí Sabugal. No será posible.

La enfermedad que nos envuelve y que todo lo perturba respetó el camino de la exposición en su primer año de vida. Pudo así seguir ruta desde su inauguración en el Museo de León, por enero de 2019, hacia Valladolid, Soria, Burgos, Palencia y Segovia. El mal le llegó en Salamanca, donde padeció también el confinamiento aunque en un espacio majestuoso, el claustro de la Casa de las Conchas. Luego, sorteando a los elementos, volvió a la vida en Zamora y en Ávila y llegó por fin a la que iba a ser su estación final, Ponferrada, donde la última ola la ha dejado varada definitivamente. Hay que señalar, para completar el mapa de su existencia, que la exposición estuvo acompañada en su recorrido por conferencias y tertulias acerca de la materia que retrata, y así a su lado añadieron la palabra a la imagen Teresa Aranguren, Elena Carretero, Olga Rodríguez y la propia Tamara Crespo. En fin, una andadura notable.

No merecía este final triste. Nadie merece los finales a los que casi diariamente asistimos. Por eso era casi obligatoria esta nota para honrarla y dejar constancia del que ha sido su provechoso vivir. Así lo hemos sentido en la Fundación Jesús Pereda que, al lado de la Junta de Castilla y León, hemos estado en su organización y la hemos seguido en todo su periplo. Porque, además, honrarla es hacerlo también al mundo del reporterismo de guerra, otro trabajo precario, sin el cual sabríamos mucho menos de los males del mundo. Conocerlos es necesario para combatirlos y evitarlos, evitar tanto sufrimiento inútil y tanta barbarie. López y unas cuantas personas osadas más nos ayudan y se lo agradecemos.

Ignacio Fernández Herrero es presidente de la Fundación Jesús Pereda CCOO Castilla y León.
Volver arriba
Newsletter