Publicidad
Perico Delgado, estrella de la Navidad en Laciana

Perico Delgado, estrella de la Navidad en Laciana

DEPORTES IR

Ampliar imagen
Fulgencio Fernández | 06/01/2021 A A
Imprimir
Perico Delgado, estrella de la Navidad en Laciana
Sociedad El carismático ciclista y comentarista de televisión ha pasado estas fiestas en la tierra de su mujer, Ludivina Blanco, disfrutando de la nieve
“Mira, si es Perico” es la expresión que se ha repetido en Laciana en esta Navidad con cierta frecuencia. Y es que el famoso ex ciclista, uno de los más carismáticos que ha dado el ciclismo español y ahora popular comentarista de televisión, pasa las navidades en la tierra de su mujer, Ludivina Blanco, nacida en el hoy despoblado pueblo berciano de Montes de la Ermita y con su familia residente en Laciana. Delgado visita con frecuencia la tierra de su mujer por eso la respuesta más frecuente a la frase de quienes conocen al ciclista es la de “viene mucho por Laciana, está casado aquí”.

Su presencia y las muestras de cariño que cosecha demuestran que no ha perdido popularidad ni carisma quien no solo es uno de los pocos españoles que ha ganado el Tour sino que ha protagonizado algunas de las gestas más recordadas de nuestro ciclismo, especialmente en la montaña, como su repetida escapada con Pepe Recio que le dio la Vuelta a España de 1985.

Lleva Perico la mayor parte de la Navidad en Laciana, disfrutando de la nieve y colgando fotos en sus redes sociales con comentarios alusivos a la nevada y a la belleza del Valle.
Perico Delgado conoció a su mujer Ludivina Blanco Suárez en 1989 en Madrid, ciudad en la que trabajaba la leonesa. Se casaron tres años más tarde y era tal la popularidad de Perico en aquella época que se vio obligado a hacer una ceremonia prácticamente secreta. Tuvo que cambiar la iglesia que se había dicho y finalmente la boda se celebró en la iglesia románica de San Justo de Segovia, cuya puerta de acceso permaneció cerrada con una cadena y un candado hasta el final del enlace matrimonial, una ceremonia íntima a la que solo acudieron 20 invitados, las dos familias y poco más, sin ciclistas ni famosos pues, explicaba Perico, “aquello se nos podía ir de las manos”.
Volver arriba
Newsletter