Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Peña Ubiña: cumbre de la montaña central leonesa

Peña Ubiña: cumbre de la montaña central leonesa

CULTURAS IR

En la arista final. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen En la arista final. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 20/04/2017 A A
Imprimir
Peña Ubiña: cumbre de la montaña central leonesa
La Ruta de la Semana Se ve desde muchos lugares del llano leonés y su figura aislada destaca del resto de cumbres aledañas. Su ascensión no es peligrosa, pero requiere preparación y capacidad para seguir el sendero sin perderlo
Peña Ubiña es una de las cumbres más altivas de la cordillera Cantábrica. Se ve desde muchos lugares del llano leonés y su figura aislada destaca del resto de cumbres aledañas. Su ascensión no es peligrosa, pero requiere preparación y capacidad para seguir el sendero sin perderlo. En invierno se complica mucho por la nieve y el hielo, por lo que hay que informarse previamente del estado del tiempo y las características del terreno.

Son numerosas las personas que han caído en su ascensión, por causas diversas: perder la ruta a causa de la niebla o desconocimiento del terreno, caer en el hielo y despeñarse, e incluso en el descenso. Por ello es importante no intentar ascender esta cumbre a la ligera sin unas capacidades adecuadas o preparación previa.


Desarrollo de la ruta

La propuesta incluye dos posibles rutas de inicio hasta el Ronzón, una collada, desde la que se comienza la subida propiamente dicha. Las dos van por la zona leonesa, mientras que otras pueden venir desde la zona asturiana. Una de ellas parte de la localidad de Torrebarrio y asciende hacia el Nordeste durante un tramo largo. Cuando la pista cambia de dirección hacia el este, se continúa por un camino más complejo, entre brezos y más tarde entre complicados pedreros, siempre en dirección Oeste, hasta llegar al Ronzón.

La otra ruta parte desde la Casa de Mieres, a donde se llega desde Pinos en vehículo (Puede haber problemas a veces de barro), o desde por carretera. Desde la casa de Mieres se asciende hacia el Norte por una pista a la derecha del pequeño embalse cercano a la salida que va hasta una collada. Se pasa la Vega de Candioches y se gira hacia el Noroeste, donde un murallón dificulta el paso, aunque hay un camino bien marcado, que al final se complica un poco. Pasado este paso, ascendemos por el Valle de Riotuerto poco a poco hasta llegar a las faldas de Ubiña y desde allí a la Collada del Ronzón. Desde este punto la ascensión es común para ambas rutas.
Inicialmente se asciende por senderos en zigzag a través de los prados, hasta comenzar a entrar en la roca. Allí se ve perfectamente marcada la senda. A veces hay que echar las manos en algunos pasos de poca dificultad y en rocas lisas y con pendiente. Se va ascendiendo hasta que en un momento se ven los contrafuertes que dan a los valles del oeste de Ubiña con sus pedreros. Tras una larga y empinada ascensión se llega a la cota de 2374 metros, desde donde se divisa perfectamente la cresta que va a la cumbre.

Desde este punto quedan casi trescientos metros de cresta, y 40 de altitud, que se hace bien aunque hay que andar con cuidado porque existen caídas hacia ambos lados. Finalmente se alcanza la cumbre, desde la que se divisan los picos de todo el macizo, las cumbres de Babia y Omaña, así como la zona de la montaña asturiana. Se desciende por la misma ruta y con cuidado.

Volver arriba
Newsletter