Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Palabreros para la yerba

BLOGGINGIR

05/08/2018 A A
Imprimir
Palabreros para la yerba
Ya metidos en la canícula los salvadores de las ruralidades están ofreciendo a los resistentes de los pueblos (en verano) unos talleres (que es como se llama con sol a los másteres) para que los paisanos que estamos asilvestraos de todo el invierno a medio camino entre la cantina y el bar no se nos note que estamos quedando fuera de los circuitos del bien hablar y mejor entender.

Así nos están dando las clases de palabrero para que al volver de la yerba podamos entender lo que se está hablando en los mentideros de los veraneantes y sus cosas de pueblos con obispo y catedral.

En la primera presencial tengo apuntados varios conceptos en el cuaderno que tenía sin acabar de cuando fui a la escuela, con un urogallo en las pastas.

Hay calima: Nada especial, un día normal pero el que lo dice quiere que quede claro que él viene de un pueblo con mar, en el que hay calima por las mañanas.

¿Viste algún pipilandrachu?: Respuesta del lugareño a la calima del marino para que le quede claro que puestos a tener idioma todos podemos. El pipilindrachu podía ser un pájaro, pero no lo es.

Day con una pinta y un culín: Forma que tienen los asturianos de dejar claro que ellos no van a tomar un vino, sino una pinta, y un culín, que es lo mismo pero en sidra.

Llena un campano: Se mosquea el paisano con el asunto de la pinta y el culín y pide un vaso de vino que llaman ‘regular’, un campano, es decir, hasta arriba del todo, o lo que es lo mismo, «dale hasta que se arrame».

¿Acabaste con la hierba?: Método tradicional de los veraneante es de entablar conversación con los lugareños que a estos no les hace ni puta gracia, para un rato que van a al bar les preguntan por la hierba, por lo que se usa una vieja expresión: «tu para la mina y yo para la playa».

Píndio: Lo que dicen los asturianos cuando pasa una bicicleta camino de La Collada, «aprieta chaval que está píndio», a lo que suelen responder, «índio pareces tú»... Que no hay conciliación, que solo decía que había cuesta.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle