Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Obligación vs necesidad

Obligación vs necesidad

OPINIóN IR

24/03/2016 A A
Imprimir
Obligación vs necesidad
Tiene una ventaja la Cultural en el duelo que se avecina. No puede jugar peor. Su fútbol tocó fondo en El Sardinero, empeñado en salir por la calle del medio, con una formación de cuatro centrales que terminó haciendo daño a la vista y olvidándose de los atajos para llegar a un resultado que cambie el paso (volvió a sentirse más cómodo con defensa de cinco). Resulta cansino retornar al manido debate sobre la conveniencia del estilo adoptado para remontar la propia historia. Insisto en mi teoría: se necesitan para ello jugadores de unas cualidades concretas que no abundan en la actual plantilla. Si miramos al espléndido otoño, el equipo estuvo lúcido un mes y el resto lo hizo su seguridad defensiva. Pero no es tan malo como ahora parece, sumido en una crisis de identidad galopante por el que se filtran las grietas internas para las que no ha habido autoridad. Este equipo ha carecido de un verdadero líder durante todo el curso, dentro y fuera del campo. Ahora bien. El domingo tiene una gran ocasión de quitarse varios pesos de encima. El derbi llega en buen momento, aunque pueda parecer lo contrario. No hay mejor rival para motivar a los desorientados y para alentar a la hinchada. Se le tiene ganas al rival, al que imaginarán blanquiazul, pero el tiempo correrá en su contra. Lo sabe Paulino, que vivió en sus carnes como se las gasta el Reino de León, incluso con sus protegidos. Blindará su marco esperando la estampida inicial y dejará que la inercia abra el camino para el talento de Iago y la pegada de Bandera. El Astorga acostumbra a jugar como la Cultural se obliga, los dos mejores jugadores vestirán de verde y, sin embargo, la distancia entre ambos, aún notable, llegó a ser sideral. ¡Cuán sorprendente es el fútbol!. Acostumbra a poner a cada uno en su sitio. Unos jugarán contra sí mismos y otros contra la amenaza de un descenso que vuelve a acechar. Este domingo el que pierda, paga.
Volver arriba
Newsletter