Publicidad
Nuevos propósitos

Nuevos propósitos

OPINIóN IR

07/09/2022 A A
Imprimir
Nuevos propósitos
Recién arrancada la hoja del calendario –o cualquiera que sea su equivalente en soportes digitales, que tanto da–, y después de un verano que ha pasado en un pispás, afrontamos ya un nuevo curso, en el que suele ser habitual –como ocurre también al acercarnos al año nuevo– plantearnos una serie de buenas intenciones. Algunas –ir al gimnasio, aprender un idioma, dejar de fumar…– son clásicas; y, la verdad, no siempre se consiguen… probablemente por no tomárselas lo suficientemente en serio.

Precisamente, el otro día, hablaba yo de ello con Esperanza, que ya había elegido su propósito para estas fechas: afrontar un nuevo proyecto, una nueva empresa; o, mejor dicho, ‘retomar’ una que no iba como debería y tratar de hacer los cambios necesarios para reflotarla. No pintaba nada bien, la verdad: se agotaba el plazo –y eso, suponiendo que aún estuviera a tiempo, que quizá fuera mucho suponer– y había que tomar decisiones importantes… y seguramente habría más factores en contra, aún sin identificar. Pero, pese a todo, quería intentarlo. «Si crees en ello, mientras haya alguna posibilidad de éxito, por pequeña que sea, hay que hacer lo posible –y casi lo imposible– por conseguirlo», afirmaba Esperanza.

Charlamos un buen rato sobre esa empresa. Le decía yo, haciendo de abogado del diablo, que lo más probable es que fuera en vano; que las posibilidades de llegar a buen puerto eran exiguas; que requeriría mucha más dedicación; que podía haberlo pensado antes, pues quizá fuera ya tarde… «Tal vez», me respondió. Pero me aseguró también que si no había actuado hasta ahora era porque no lo había sabido ver –por muy evidente que hubiera sido–; que se había centrado en otros proyectos y, aun sin pretenderlo, descuidó este… a pesar de ser prioritario; y que no hace mucho que se había dado cuenta de su equivocación… y que estaba segura, si tenía oportunidad, de reconducirlo.

Le deseé suerte a Esperanza en su propósito para este inicio de curso. Como también a ti en los tuyos, claro.
Volver arriba

Newsletter