Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
No future

No future

OPINIóN IR

31/10/2019 A A
Imprimir
No future
Querido lector vivimos tiempos en donde todo está demasiado revuelto y sírvase de ejemplo nuestro panorama nacional en donde Cataluña y ‘politicuchos’ varios no hacen otra cosa que marear la perdiz. No vayan a creer que quien suscribe estas palabras esté conforme con todo lo que a su alrededor acontece y la idea del anarquismo como escapatoria o solución momentánea puede llegar a ser una buena opción. Estos elementos, porque no tienen otro nombre, subversivos desde hace tiempo, corruptos y envenenados de poder aún no entiendo que hacen ahí, que se vayan y sino pues que vuelva Robespierre, el incorruptible. Estos fuera de la ley que acometen delitos en cubierto, defraudan y llevan a cabo cualquier cosa que les pase por la cabeza, son los que nos señalan con el dedo y nos dicen los buenos o malos ciudadanos que somos. Mientras, la justicia, la misma que dictamina una separación de poderes sigue siendo el brazo ejecutor. El futuro ya está aquí, aquel que ya pronosticaba la novela 1984, de la ciencia ficción a la realidad ya no hay ni un solo paso y haga usted repaso de novelas u obras cinematográficas a las que les pueda atribuir cualquier parecido con nuestra realidad actual. No se extrañe usted si en una tertulia acabe derivando mis intereses en otros menesteres más enfocados al esoterismo, teorías de la conspiración y extraterrestres, puesto que cualquier coloquio o debate en torno a mis más allegados ya no tiene ni el más mínimo interés, por que tanto monta y monta tanto, mañana pensamos diferente y pasado también. Vamos, que uno ya está pasado de tuerca y lo único que quiere es que le dejen vivir tranquilo y acabo de encontrar el momento en el que esto ocurra. El próximo diez de noviembre volvemos otra vez a lo mismo, la dichosa papeleta para estos ‘desgraciados’ que no hacen nada por nuestro bien aunque ellos insistan más en lo mismo y de voluntades como ya hablaba en otra columna ‘ná de ná’. Ya les digo a ustedes que en estos próximos comicios no me verán en ninguna mesa electoral intentando meter un ‘sobrecito’ en ninguna urna, casi mejor prefiero quedarme en casa a descansar y disfrutar del día realizando otros menesteres de carácter lúdico. El ‘no future’ en Inglaterra durante los años setenta está más vivo que nunca, pero eso si, pasa a nuestro lado así como sin pena ni gloria, un sin más al que ya nos hemos acostumbrado y es que el costumbrismo actual ya no se percibe como antes, ahora lo dejamos pasar, atrás quedaron muchos valores por recuperar.
Volver arriba
Newsletter