Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Neurótica sociedad

Neurótica sociedad

CULTURAS IR

Juan Aparicio Belmonte, este domingo en la Feria del Libro de León. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen Juan Aparicio Belmonte, este domingo en la Feria del Libro de León. | SAÚL ARÉN
Fulgencio Fernández | 13/05/2019 A A
Imprimir
Neurótica sociedad
Cultura La Feria del Libro recibió este domingo al leonés y ciudadano del mundo Juan Aparicio, que se mostraba feliz de regresar a la tierra de los ancestros
La jornada dominical en la Feria del Libro transcurrió por derroteros similares a los del sábado, con buen tiempo, sucesión de actividades y firmas... Y una entrañable visita, la del leonés y ciudadano del mundo, también madrileño, nacido en Londres, Juan Aparicio Belmonte. «Es una alegría venir, no deja de ser la tierra de mis ancestros, donde viví un tiempo de mi vida...».

Aparicio Belmonte presentó su última novela, ‘La encantadora familia Dumont’, una historia con personajes neuróticos que su autor cree que reflejan esta sociedad actual. «uno escribe también sobre lo que vive y eso lo acaba uno retratando. Creo que vivimos en la llamada época de la información, bombardeados por datos, imágenes, obsesionados por la identidad y una cierta histeria que afecta, como no podía ser de otra forma, a mis personajes».

Los protagonistas son, explica, una pareja peculiar, un matrimonio que pretende vivir su compromiso como una unión simbiótica radical llevando al extremo su relación y casi intentan pensar, relacionarse y hablar como si fuesen una sola persona. «Lo llevan al límite y eso genera conflictos con su entorno y se meten en líos por la búsqueda de la identidad. También por la histeria que nos rodea y porque trabajan en una ambulancia de urgencias psiquiátricas y eso no promueve que estén muy sanos».

Pese a lo apuntado se trata de una novela cargada de humor, algo habitual en Belmonte, llena de pasajes muy divertidos. «Me da vergüenza vender lo mío, me resulta más fácil elogiar a otros pero sí me atrevería a decir que es una novela excelente para pasar un muy buen rato».
Volver arriba
Newsletter