Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Navidad en familia

BLOGGINGIR

20/12/2018 A A
Imprimir
Navidad en familia
Hace siete meses tuve que salir de León por la falta de una economía que me asegurara una vida digna. Hace siete meses tuve que elegir un nuevo rumbo, con todo lo que esto significa. Hace siete meses tuve que tomar una de las decisiones más difíciles de estos últimos años. No vayan a creer que ha sido un camino de rosas, todo lo contrario. Enfrentarse ante situaciones muy complicadas, empezar de cero nunca es fácil. Sepan ustedes que en todo este ajetreo vi muy de cerca la posibilidad de tener que abandonar. Momentos realmente muy duros, en donde la figura de un familiar ha sido clave, acogiéndome en su hogar e incluyéndome en su familia, para darme un espacio donde poder desarrollar mi vida. Hoy puedo contar que gracias a un familiar mi vida ha cogido sentido tanto en el aspecto personal, como en el profesional, siendo este último en estos momentos pleno y con gran proyección. Ahora que se acercan las fechas navideñas, escribo estas líneas desde León, una estancia de varios días en el hogar materno, con mi familia, pero atrás dejo por unos instantes, hasta el día que regrese, una segunda familia que me ha acogido y me ha dado alas para volar en una ciudad como Madrid y que esperan mi regreso al finalizar estas fiestas. Una familia a la que la quiero dedicar esta columna como gesto de enorme gratitud. La capital es dura, te puede dar todo y arrebatártelo en un solo instante, obtener el apoyo incondicional de aquellos que sin esperar nada a cambio, es más que una bendición. La familia es lo que tiene, cuando más la necesitas ahí se encuentran, al menos en mi caso. Por eso déjenme que les diga que estas navidades puedo pasarlas tranquilas, sabiendo que a mi vuelta me espera mi trabajo, un lugar para vivir y el reconfortante cariño de mi tía Camino, mi primo Máximo y su familia, de los que tengo que decir que también son leoneses. Miren ustedes, la familia es importante, nunca sabemos cuando podemos necesitarla y unir lazos con la misma es una de las tareas más importantes de nuestra vida. Somos una familia grande y no vayan a pensar que no me acuerdo del resto, a sabiendas que suelen leer habitualmente esta columna de los jueves, aprovecho para enviarles mis más grata felicitación navideña. Y a ustedes, queridos lectores, qué decir, más que mi enorme gratitud por sus lecturas y a los que también les deseo una felices fiestas junto a sus familiares, el mismo deseo a La Nueva Crónica que siempre me ha acogido entre sus filas. Nuria y familia. ¡Feliz Navidad!
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle