Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Mujer en conflicto (IX): Sudán del Sur

Mujer en conflicto (IX): Sudán del Sur

RETABLO DE FOTóGRAFOS IR

08/03/2014. Nyayath, que fue herida y huyó de Malakal durante los combates, descansa en una cama del hospital  Teaching de Juba. | JM LÓPEZ Ampliar imagen 08/03/2014. Nyayath, que fue herida y huyó de Malakal durante los combates, descansa en una cama del hospital Teaching de Juba. | JM LÓPEZ
JM López | 31/08/2018 A A
Imprimir
Mujer en conflicto (IX): Sudán del Sur
Retablo de fotógrafos El fotoperiodista JM López propone una serie de reportajes sobre las mujeres en territorios en guerra
Miradas perdidas. Gritos de dolor. Miembros amputados. Una sensación de tristeza y desesperanza recorre las habitaciones del hospital Teaching de Juba, mientras los heridos no cesan de llegar. El centro se encuentra al límite de su capacidad, por lo que los pasillos y los jardines del exterior sirven ya como improvisadas salas de espera.

Nyayath estuvo escondida durante 5 días, después de recibir un disparo de bala en la pierna durante el ataque a Malakal. Fue entonces cuando se separó de su marido y sus hijos, y ahora no sabe si están vivos o muertos. Cada historia que se escucha en este hospital habla de la crueldad de una guerra tribal y de un país que se desangra en silencio.

Desde su independencia en 2011, los viejos rencores entre la etnia dinka, la mayoritaria, y la nuer, ha enfrentado a sus gobernantes. Algo tendrá que ver también que Sudán del Sur esté nadando en petróleo y las posibilidades de hacerse rico, si controlas el poder, sean infinitas. Como en todas las guerras, las decisiones de los dirigentes se traducen en miles de muertos y millones de desplazados, en su mayoría civiles.
Volver arriba
Newsletter