Publicidad
Mirador de los Rejos

Mirador de los Rejos

CULTURAS IR

Mirador de los Rejos. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Mirador de los Rejos. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 19/02/2021 A A
Imprimir
Mirador de los Rejos
La ruta de la semana Un camino entretenido entre pinares, con algunos robles muy antiguos a un mirador excepcional a la vega del Esla
Cistierna es una villa que abre la puerta a las poblaciones, valles, vegas y altas cumbres de la Montaña Oriental leonesa, que vuelve a tomar el mando en la capitalidad de esa amplia zona de la provincia debido a su buen hacer y a su pujanza actual.

Su ayuntamiento dispone de una página web muy bien elaborada en la que se desgranan no solamente los datos del propio ayuntamiento sino otros dedicados al turismo y negocios del municipio. En el apartado de turismo activo incluyen cuatro rutas, aunque algunas de ellas van más dedicadas al ciclismo de montaña. La número dos es la que aquí se propone y es una apuesta muy adecuada del Ayuntamiento al que se aconseja seguir en esta línea que beneficiará a la localidad, la comarca y sobre todo a sus negocios.
En esa página web del ayuntamiento aparece esta ruta, aunque sin pasar por la ermita de San Guillermo, saliendo de Cistierna por la calle la Paloma y siguiendo el camino olvidado: https://www.cistierna.es/turismo/turismo-activo/rutas-turisticas/mirador-de-los-rejos/. La que aquí se propone es una variante en la que se incluye la ermita de San Guillermo, aunque el recorrido varía muy poco. Conviene decir que la ruta se puede hacer en cualquiera de los dos sentidos, aunque el propuesto puede ser más razonable. De todos modos la ruta oficial se encuentra muy bien señalizada.

La página web citada además de las cuestiones generales de la localidad incluye un video muy emotivo que se titula ‘Cuando esto pase…’, dedicado al futuro tras la situación actual, que hará la delicia de propios y extraños. Un soplo de frescor en estos momentos de desasosiego.

La ruta

Comienza la ruta en la localidad de Cistierna, concretamente en la plaza del Ayuntamiento, desde donde se continúa en dirección Este hacia el Parque Infantil para continuar por la derecha hasta llegar a una plazuela con aparcamientos y fuente. Desde allí ya se toma el camino de la ermita de San Guillermo, siempre ascendente entre pinos bastante altos y bancos estratégicamente colocados por si el caminante se cansa un poco, para llegar al final a la ermita de San Guillermo, situada en un promontorio rocoso en un valle pronunciado. Desde el entorno de la ermita parte un sendero que sube hasta un mirador que dicen se llama de Cecilio, con vistas excelentes a la villa de Cistierna. Un poco antes de llegar al mirador parte un sendero entre el pinar con un cartel que señala ‘Hayedo’ que bordea una zona rocosa y luego sube en terreno resbaladizo cuando ha llovido, por lo que lo han preparado con escalones de madera en los sitios más complicados. El sendero sube y aunque más tarde hay un camino a la izquierda conviene no abandonar la senda para llegar a una zona más elevada en donde se encuentra el camino que va a llevar al recorrido de la ruta que corresponde también al ‘Camino olvidado’, uno de los numerosos caminos de Santiago existentes en la provincia leonesa.

A lo largo de un buen tramo siempre ascendente se llega al cruce con un camino que sale a la derecha, sube hasta el collado de los Ratones y puede continuar hasta la cima del Peñacorada. Sin embargo el recorrido sigue por el camino de la izquierda para, poco después, llegar al arroyo Redimora, que está canalizado con cemento y hay que vadearlo para seguir por el camino más elevado que continúa ascendiendo y se introduce en el bosque en el que sigue habiendo pinos, pero entre ellos se ven robles muy viejos y cargados de musgo. La ruta es compartida con el ‘Camino olvidado’ y 300 metros antes de llegar al mirador hay un desvío a la derecha hacia la senda nª 4, llamada ‘Perimetral de Peñacorada’ y que a la vez es la continuación del ‘Camino olvidado’ con un tramo considerado «bajada técnica». Sin embargo la ruta continúa por buen camino hasta finalizar el bosque y llegar a una zona rocosa que hay que ascender libremente para encontrarse con el mirador de los Rejos, un amplio lugar, aunque muy irregular, desde donde se puede contemplar el valle del Esla en la zona minera abandonada de Vegamediana, las ruinas del castillo de Aguilar y sus alrededores, así como el valle de Sabero, montañas como los Escobalicos y el pico Trespeña, el pico Moro y Peña Rionda, el Cerroso, el valle de Santa Olaja de la Varga y Ocejo de la Peña, las estribaciones del Peñacorada con sus pinares y hayedos y hacia el sur la vega de Cistierna hacia la zona de León. El mirador de los Rejos es una atalaya excelente desde la que el paisaje resulta espectacular.

Visto el excelente panorama desde este maravilloso mirador se vuelve por el mismo camino entre pinares y robles hasta llegar de nuevo al arroyo Redimora y en esta ocasión se va a descender por el camino que va al lado del arroyo, el segundo a la derecha y que baja con mucho desnivel al principio, para más tarde irse haciendo menos empinado, aunque siempre va a ir descendiendo hasta llegar a un cruce hacia la izquierda que también va a Cistierna pero por otro recorrido. El camino sigue paralelo al arroyo de Redimora hasta alcanzar la carretera, que se debe cruzar con muchísimo cuidado, pues, aunque haya restricciones a la velocidad, no se suelen cumplir y los coches van demasiado deprisa por lo que se deben extremar las precauciones.

Una vez realizado el cruce se continúa por la otra orilla, cruzando un ramal que baja a un edificio y más tarde llegando a un aparcamiento desde donde sale un camino que va hacia la vía abandonada que recogía el carbón de las zonas mineras y que ha sido recuperada por el Ayuntamiento como vía verde, muy utilizada por los paseantes que hacen el recorrido desde la localidad.

A continuación se sigue dicha vía abandonada en dirección a Cistierna y al llegar cerca de la vía en uso se cruza y se va a las calles aledañas, cercanas al Museo del Ferroviario, una apuesta del Ayuntamiento muy bien organizada y que es aconsejable visitar.

Más tarde se toma la calle Padre Isla y se sigue hasta la plaza del Ayuntamiento que es el lugar donde finaliza la ruta.
Volver arriba
Newsletter