Publicidad
Mi primer viaje

Mi primer viaje

CULTURAS IR

| ESTHER ALONSO Ampliar imagen | ESTHER ALONSO
Félix Fernández Reguera | 29/05/2020 A A
Imprimir
Mi primer viaje
La juventud también escribe (III) La Nueva Crónica continúa este serial sobre los ganadores del II Concurso ‘Relatos para Josefina, 2020’ con este relato inspirado en parte por ‘Historia de una maestra’ de Josefina Aldecoa
Guinea Ecuatorial. Cualquier persona me diría que no estaba cuerda. Irme yo sola, en un mundo de hombres, en el que una mujer estaba en peligro constante, a un país en el que absolutamente todo era arriesgado, hasta respirar… Sin embargo, mis ganas de vivencias eran mucho mayores, quería disfrutar de mi primer año como maestra.

No sabría como relatar mi llegada a Guinea Ecuatorial, me sorprendía a cada paso que daba, cómo miraban los niños todo el material que llevaba conmigo, extrañados ante un simple lápiz o un cuaderno. “Esto será difícil”, pensé en ese momento. Sin embargo había elegido eso y estaba dispuesta a dar lo mejor de mí misma para poder llevarlo adelante y conseguir grandes avances en la escuela en la que estaba. Las condiciones, como era de esperar, no eran las más adecuadas, ni siquiera se podían considerar dignas ya que apenas había recursos, aunque había una voluntad titánica por mi parte. Los niños que acudían a la escuela se esforzaban por aprender, aunque con grandes dificultades ya que apenas habían tenido contacto con un maestro o una maestra. Poco a poco, con el paso de los días, me fui adaptando a ellos y ellos a mí y conseguimos grandes progresos.

Por otro lado, casi todas las personas que acudían a Guinea era para explotar sus recursos y regresar a su casa con el dinero suficiente como para vivir bien por un largo tiempo. Como es normal, esto no ayudaba al progreso de la zona, nadie se preocupaba del bien común pero sí de sacarle beneficio propio. Esto también se veía reflejado en la educación, nadie hacía nada por mejorarla, sólo alguna maestra utópica con ganas de cambiar el destino de esos niños. Y allí me encontraba yo, sacando recursos hasta de donde no los había e intentando que esos niños que iban a mi escuela aprendiesen lo máximo.

En esta experiencia compartí destino con una maravillosa persona de ojos luminosos llamada Josefina Aldecoa que, tras pasar por varias escuelas de pueblos, escogió como lugar para comenzar su vida de maestra Guinea Ecuatorial. Nunca te olvidaré amiga, tu lucha fue nuestra lucha.

Félix Fernández Reguera tiene 17 años, (Valle de masilla. Villasabariego), cursa 1º de Bachillerato en el IES Giner de los Ríos y quedó finalista en la Categoría B (Bachillerato y Formación Profesional).

La ilustradora


Esther Alonso, aunque actualmente volcada en el mundo de la cerámica, nunca se ha desvinculado artísticamente del dibujo ni de la fotografía. Afincada en tierra de Sequeda, con su mirada siempre prendida en el Teleno volvió hace años a estas tierras que la vieron nacer, desde tierras valencianas, para desarrollar desde aquí su universo creador. Forma parte del elenco de artistas que han homenajeado a Concha Espina y a Josefina Aldecoa y colabora por segundo año consecutivo en la dotación de premios para este concurso con sendas ilustraciones realizadas para la ocasión.
Volver arriba
Newsletter