Publicidad
"Meterme donde no me llaman resume para mí el ejercicio del periodismo"

"Meterme donde no me llaman resume para mí el ejercicio del periodismo"

CULTURAS IR

Portada de ‘Donde no me llaman’ con una foto de Jesús F. Salvadores. Ampliar imagen Portada de ‘Donde no me llaman’ con una foto de Jesús F. Salvadores.
Fulgencio Fernández | 02/05/2021 A A
Imprimir
"Meterme donde no me llaman resume para mí el ejercicio del periodismo"
Periodismo El director de La Nueva Crónica, David Rubio, publica una selección de sus columnas
'Donde no me llaman’ recoge columnas desde 2008 hasta hoy. Están agrupadas por temáticas, las que abordan asuntos relacionados con el periodismo, las que dediqué a la pandemia, las que tratan el crimen y juicio de Isabel Carrasco, las que tratan de definir la peculiar personalidad de los leoneses y un capítulo para personajes más o menos relevantes para mí que David Rubio ha titulado ‘Tipos de interés’.

–¿Qué periodismo consume el director de La Nueva Crónica?
– Me gusta consumir el periodismo más literario, que es el que se puede desarrollar en los reportajes o en opinión, y humildemente es el que trato de ejercer

–Explica el título.
– Meterme ‘Donde no me llaman’ es lo que para mí resume el ejercicio del periodismo. Los medios ya no tenemos el poder de decidir lo que la gente piensa, como ocurrió durante años, pero sí que podemos decidir aquello de lo que la gente habla. A veces tenemos que meternos en las conversaciones de la gente, que es cuando sientes la obligación de decir algo aunque no tengas ni idea de él, y a veces conseguimos, con los temas propios o la opinión, que la gente hable de lo que nosotros queremos.

–¿Te gusta meterte donde no te llaman?
–Muchas veces preferiría no decir nada, pasar inadvertido, valoro mucho el silencio y admiro a las personas que miden sus palabras, pero a los periodistas nos pasa lo contrario que a los detenidos de las películas: no tenemos derecho a guardar silencio. Con ellos sí que compartimos lo de que todo lo que digamos puede ser utilizado en nuestra contra, más hoy que tan fácil es linchar a cualquiera en las redes sociales.

–Inevitable preguntar por las controvertidas redes sociales.
–Las redes son una fuente de retroalimentación, nunca deberían ser una fuente de información aunque muchos las conciban así. El ejemplo más claro es que la gente que se informa a través de las redes por lo general primero lee una opinión sobre un determinado hecho y luego ya, con suerte, la noticia.

–¿Cómo se hace un periódico si no hay noticias?
–Cuando no tienes nada que decir, que en lugares como León sucede a menudo, tener que hacer un periódico me ha hecho sentir más de una vez como una orquesta o una discoteca móvil cuando llega a un pueblo y tiene que decidir dónde pone el altavoz y a los de qué casa va a amargar la existencia.
Volver arriba
Newsletter