Publicidad
"Me interesa llegar a la verdad de lo que uno tiene dentro"

"Me interesa llegar a la verdad de lo que uno tiene dentro"

CULTURAS IR

Marta Eva Llamera posa ante algunas de las obras que expone en la galería de arte Cinabrio. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Marta Eva Llamera posa ante algunas de las obras que expone en la galería de arte Cinabrio. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 19/11/2019 A A
Imprimir
"Me interesa llegar a la verdad de lo que uno tiene dentro"
Arte contemporáneo Marta Eva Llamera presenta en la galería Cinabrio la muestra ‘Colour Instict’, cuadros en acrílico salidos de sus propias vivencias, sensaciones y emociones
Casi diez años por distintos países del mundo dan a la personalidad de una artista una visión cosmopolita de la realidad que convierte el proceso creativo en un modo de realizar su obra a partir de aportaciones fruto del contacto con culturas diferentes. Y es que lugares tan diferentes como Ontario en Canadá, Belfast en Irlanda del Norte, Edimburgo en Escocia dan una visión diferente de la realidad. Ahora, un poco cansada de vagar por el mundo decide volver a España porque en todos los lugares siempre será extranjera y en León eso no le va a pasar.

Hemos conocido anteriormente a Marta Eva Llamera como artista de la fotografía a través de numerosas exposiciones y varios libros editados con cantidad de imágenes por ella tomadas, y muchas veces a nivel internacional. Participó en León en marzo de 2011 en aquella experiencia que se llamó Triple Art Gallery con dos piezas fotográficas, también en 2011 presentó su exposición ‘Impresiones chinas’ en el Auditorio y en el verano de 2012 organizó con Focus un foto tour por la ciudad antigua de León.

Sin embargo la obra que en estos momentos presenta en la galería Cinabrio cambia totalmente de registro y se pasa a la pintura con acrílicos, una pintura en su mayor parte, excepto un retrato, no figurativa en la que trata de mostrar con luces y colores sus sentimientos, sensaciones, instintos y la esencia de su vida reflejada por lo que considera la verdad.

Piensa que nunca ha dejado de pintar. «Empecé pintando al óleo, luego seguí con la fotografía, pero en ningún momento he dejado de pintar porque fotografiar es pintar con luz, con lo cual he seguido pintando así». En esta exposición en particular, que es muy personal y es muy íntima ha partido de una situación problemática. «Mis hijos me han motivado para que trabajara en lo que quisiera y saliera del atolladero. Pensando en que lo que desearía hacer era pintar, sacar los colores que hay dentro de mí, que es la esencia de esta exposición dedicada en especial a mi hijo mayor, que es el que más me ha motivado y gracias a él he podido salir de ese pozo emocional en el que me encontraba».

Se trata, pues de una exposición personal e íntima, donde los colores salen del alma y son pura esencia poética y emocional, y eso se refleja en sus títulos. Como se ha dicho anteriormente solamente hay una imagen figurativa, un retrato de mujer, cuyo título ‘Cara a cara con la verdad’ , de la que la autora dice que tenía que estar necesariamente en esta exposición porque la palabra verdad le gusta mucho y la interpretación de esa imagen se presta a significados muy diferentes. «Esa imagen hace un poco a todo, tal vez pueda considerarse un autorretrato, o bien la persona que visita la exposición puede entender que es un cara a cara consigo misma, o es un cara a cara de la artista y el espectador, o un cara a cara del mismo artista con su obra, pero lo que me importa es la verdad, llegar a la verdad de lo que uno tiene dentro». Esta pieza puede ser el prólogo del resto de la obra. También dice: «pinto lo que siento, lo que me sale de dentro, de mis emociones y mis sensaciones, expresar lo que llevo dentro para reencontrarme conmigo misma».

Los cuadros se basan también un sus viajes por Egipto o Irlanda, Belfast, Viena, el Curueño, pues desciende de esa región leonesa por parte de padre. Hay historias de sentimientos y vivencias en esos viajes y otras con un sentido mucho más íntimo y personal. Así podemos encontrar títulos como ‘Irish night’, recuerdos de un viaje, o bien ‘Universo interior’ que habla de su mundo interno y personal.

En cuanto a la técnica se debe recordar que ha pintado todos los cuadros en distintos países y otras técnicas como el óleo implicaban largos tiempos de secado y mayores cuidados en el transporte, por lo que los acrílicos son la mejor elección. Además en alguna exposición reciente ha mezclado la fotografía y la pintura en encáustica. Sin embargo como ella dice: «con pinturas o con fotografías la luz y el color es lo que crea la expresión de uno mismo y a veces necesitamos movernos y explorar para conseguir mostrar lo que llevamos dentro».

La exposición de Marta Eva Llamera se puede contemplar y disfrutar en la galería Cinabrio, calle Gran Capitán de Trobajo del Camino, hasta el próximo 15 de diciembre.
Volver arriba
Newsletter