Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

'masquefiestas.leon'

CULTURASIR

Uno de los ritos más ancestrales que conserva la provincia, la procesión de los amortajados. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Uno de los ritos más ancestrales que conserva la provincia, la procesión de los amortajados. | MAURICIO PEÑA
Fulgencio Fernández | 12/03/2018 A A
Imprimir
'masquefiestas.leon'
Cultura Celebraciones de Interés Provincial es el reconocimiento que acaban de lograr hace unos días ocho ‘fiestas’ leonesas, muy difrerentes pero cargadas de historia y bendecidas por el público
Ocho nuevas celebraciones, de la procesión de los amortajados de Quintana Fuseros a la fiesta del Agua en Molinaseca, celebraciones muy diferentes que se suman a las ya existentes declaradas Manifestaciones populares de interés provincial. El gran estudioso y experto en estas celebraciones, David Gustavo López, autor entre otros textos de ‘León romero y festivo’ analiza estas nuevas nominaciones que se vienen a sumar a otras ya existentes y que él recuerda: «Actualmente la provincia de León ya cuenta en su haber con 50 declaraciones de Interés Turístico Provincial, 11 de Interés Regional, 4 Nacional, 2 Internacional y 1 como Bien de Interés Cultural de carácter Inmaterial (los aluches)».

No le parece extraña a David Gustavo López esta proliferación pues «la diversidad de comarcas y los casi mil cuatrocientos pueblos existentes en la provincia dan lugar a gran variedad de ceremonias, músicas, danzas e indumentarias que, unidas a elementos tan propios de la identidad leonesa como los ramos y los pendones, hacen de sus fiestas, romerías y manifestaciones populares uno de los patrimonios inmateriales más variados y vistosos de la nación». También apunta otros detalles que abundan en esta realidad festiva. «León, por haber preservado su carácter rural con más fuerza que otras regiones de España, guarda en sus fiestas un rico patrimonio etnográfico donde se reflejan los ritos ancestrales que estaban vinculados a las razones originarias de la fiesta y cuyo estudio nos permite llegar al conocimiento de muchos aspectos que ni la historia ni los monumentos han desvelado sobre las raíces de los pueblos».

Y señala López que Julio Caro Baroja, conocedor de estos rasgos de León, al referirse a esta provincia en su obra Los Pueblos de España escribió una de las frases que esta provincia podría tener a gala para su promoción exterior: «Difícilmente se podrá encontrar en toda Europa una región en la que los elementos de la cultura moderna se hallen tan en armonía con los datos de un pasado remoto como León».

Así entre las celebraciones ahora reconocidas encontramos una de evidente sabor ancestral, la procesión de los amortajados de Quintana de Fuseros, de la que señala López: «Esta procesión es ya una reliquia. Es el último recuerdo de una costumbre que de antiguo era frecuente: agradecer a un santo de devoción, mediante manifestaciones públicas, el haber sobrevivido a una enfermedad o a un accidente mortal de necesidad. Los ‘ofrecidos’, hombres y mujeres, en este caso acompañan al Cristo de la Cabaña vistiendo la ropa que simboliza la mortaja que les hubieran puesto en caso de haber fallecido. Tradición centenaria, mantenida por una antigua cofradía y vivida con profunda devoción en la localidad, es única en León y casi en España».

Celebra por todo ello David Gustavo López la iniciativa de la Diputación de potenciar estas tradiciones. «Parece que, consciente de esta riqueza, se ha propuesto no perderla e, incluso, rescatarla en aquellas manifestaciones populares en las que el tiempo ha borrado la ceremonia externa pero no el recuerdo en la memoria de nuestros paisanos. Para este fin, precisamente, puso en marcha ya hace algunos años la concesión del título, porque no cabe duda de que es un honroso título, de ‘Interés Turístico Provincial’, en una moderna modalidad que valora la antigüedad de la tradición, el arraigo popular de la misma, su valor cultural y la originalidad de la celebración, es decir, que en sus elementos esenciales contenga aspectos peculiares que la singularicen respecto de las que se celebren en otras localidades».

Ocho nuevos destinos festivos.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle