Publicidad
Más cerca de una solución para el polideportivo de Navatejera

Más cerca de una solución para el polideportivo de Navatejera

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Alfonso Martínez | 13/01/2021 A A
Imprimir
Más cerca de una solución para el polideportivo de Navatejera
Villaquilambre El Ayuntamiento se dispone a asumir la gestión y ahora es la Junta Vecinal quien debe elaborar la propuesta de la misma
La agónica situación por la que atraviesa el polideportivo de Navatejera fue el eje central de una reunión celebrada este martes con representantes de la Junta Vecinal de la localidad y del Ayuntamiento de Villaquilambre.

El encuentro, que se celebró en el salón municipal de plenos, contó además con la presencia de representantes de los trabajadores de la instalación deportiva y de diferentes técnicos municipales, cuyo criterio es fundamental a la hora de tomar decisiones para resolver el problema.

En este sentido, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Villaquilambre mostró a los representantes de la pedanía y de los trabajadores su «firme decisión» de «no dejar morir la infraestructura». En este sentido, se ha establecido una hoja de ruta en la que la Junta Vecinal tiene ahora que celebrar una sesión plenaria en la que se aborde la propuesta de cesión del polideportivo. El Consistorio asumiría únicamente la gestión de las instalaciones deportivas y nunca la propiedad, que seguiría en manos de Navatejera.

Una vez el Ayuntamiento de Villaquilambre reciba la propuesta de cesión, será el momento de analizar su aceptación y las posibles vías de gestión del polideportivo. En todo caso, desde el equipo de gobierno recalcaron la importancia de tratar de mantener los puestos de trabajo.

En todo caso, la reunión, que ha discurrido en un ambiente cordial, según confirman fuentes municipales, ha servido para aclarar las diferentes posturas existentes entre la Junta Vecinal y el Ayuntamiento con respecto a los siguientes pasos que se tienen que dar.

En todo caso, cabe recordar que ambas partes estaban ya de acuerdo en la cuestión fundamental, que sea el Consistorio quien se haga cargo de la gestión de la infraestructura, aunque no se descarta una licitación para que sea una empresa mixta la que se haga cargo de subrogar a los trabajadores.

Durante la reunión el equipo de gobierno municipal ha trasladado en cualquier caso su apuesta por conseguir que el polideportivo siga funcionando y conservando a toda su plantilla. Y ello pasaría por aceptar esa cesión que deberá plantear ahora la pedanía, que mantendría su propiedad en todo momento.

En definitiva, el primer paso de esa hoja de ruta fijada durante la reunión de este martes lo tendría que dar la Junta Vecinal de Navatejera, quien deberá elaborar y aprobar en su sesión plenaria un documento-propuesta de cesión. Dicho documento será estudiado posteriormente los técnicos municipales y, si se dan las condiciones, comenzará el proceso para que el Ayuntamiento se haga cargo de la gestión del polideportivo. En ese momento, serán los propios técnicos los que decidan la vía a seguir para mantener la actividad de la instalación deportiva.

Esta vía de solución llega después de que el Tribunal de Cuentas asegurase que una pedanía no puede tener un polideportivo de estas características. Además, su situación económica ha estado siempre vinculada al día a día y marcada por los problemas financieros de la Junta Vecinal de Navatejera. Ello hizo que los problemas se agravasen con la llegada de la pandemia. El cierre de las instalaciones durante buena parte del pasado año provocó que 12 de los trabajadores entraran en Erte, algo que se permitía pese a ser empleados públicos ya que es una entidad menor. Los otros seis, pertenecientes a los servicios de administración y limpieza, continuaron trabajando, aunque cuatro de ellos al 50% y los otros dos al completo. Actualmente se deben cinco nóminas a los dos trabajadores que siguen al 100% y la mitad a los que estaban en Erte al 50%.
Volver arriba
Newsletter