Publicidad
Mar Sancho: "Me he contagiado de ese mundo terrible y mágico que es la mina"

Mar Sancho: "Me he contagiado de ese mundo terrible y mágico que es la mina"

LNC VERANO IR

Mar Sancho en una de sus visitas a León, en este caso haciendo un recorrido por el Museo de León. Ampliar imagen Mar Sancho en una de sus visitas a León, en este caso haciendo un recorrido por el Museo de León.
Fulgencio Fernández | 27/08/2020 A A
Imprimir
Mar Sancho: "Me he contagiado de ese mundo terrible y mágico que es la mina"
Literatura La escritora y ex directora general de Políticas Culturales de la Junta regresa este jueves al MSM de Sabero para participar en un encuentro literario con Héctor Escobar en el que reflexionarán sobre la cultura minera en base a textos literarios, suyos y de otros autores
Por muy vestida de directora general que Mar Sancho llegara a los actos propios de su cargo pronto se le veían los descosidos de las costuras y se intuía debajo a la escritora que lleva dentro, más bien a la poeta de largo recorrido que esta vallisoletana ha sido y es. De hecho, nada más dejar su despacho de directora general publicó  un nuevo poemario, Entre trenes, que vio la luz en la editorial leonesa Eolas.

No eran antes sus discursos los de un político y no lo son hoy sus entrevistas. Responde en un alto en el camino, regresando de un paseo por el monte. «Ya sabes, la vida, es lo que hay, subir y bajar, ascender y descender»; y no entra al juego fácil de las comparaciones.

Regresa hoy a León, a Sabero. Y no lo hace para inaugurar nada, ni siquiera para presentar uno de sus libros sino para participar en un acto literario en el Museo de la Siderurgia y la Minería de Sabero (MSM) bajo el título de ‘Palabras extraídas. Literatura en la mina’, junto al editor de su último libro, Héctor Escobar (Eolas). Será a las 7 de la tarde, con entrada libre recogiendo las invitaciones en el propio museo.

- ¿Palabras extraídas?
- Creo que define muy bien lo que vamos a hacer. Una selección de palabras, de textos, reflexiones en voz alta, extraídas de diferentes libros y autores. En el caso de Héctor Escobar con autores leoneses a los que él mismo ha publicado, como pueden ser Juan Carlos Lorenzana, Zana, o Aurelio Loureiro, tan vinculado a este valle, que es el suyo. Yo elegiré algunos textos, de autores como Julio Llamazares, y también leeré algunos poemas y textos míos. Se trata de recoger las palabras para que no sean evanescentes y se conviertan en un antídoto contra el olvido».

- Buen sitio para acoger esas palabras el Museo de la Minería.
- El mejor, sin duda, esta Catedral de Hierro, como le gusta definirla a su director, Roberto Fernández.

Recuerda Mar Sancho que aunque no conocía la minería leonesa de cerca antes de pasar por la Dirección General de Políticas Culturales tampoco le era absolutamente ajena. «De un lado había tenido experiencias laborales ligadas a la economía y dentro de ellas a la minería, pero sobre todo conocí la mina en un tiempo que estuve en las minas de plata de Potosí, era minería andina boliviana pero minería a fin de cuentas, y ya me marcó».

El siguiente paso, un nuevo acercamiento al mundo de la minería, llegó en el Museo al que hoy regresa y en el que inauguró un buen número de exposiciones y otras actividades. Asegura que fruto de esa relación le quedó «mucho más que un poso, en este lugar sentí una especie de contagio de la cultura minera y ahora, que ya ha pasado un tiempo, puedo decir que no me he curado y creo que ya no me curaré, ya forma parte de mi vida ese mundo a la vez terrible y mágico».

Un mundo terrible, mágico... y desaparecido al que hoy ofrecen Escobar y Sancho palabras, poemas, pequeños relatos. «Creo que también es una aportación, ante la sensación de desolación que produce el fin de la minería en lugares como León las palabras extraídas son una forma de recordar e intentar anclar algo con visión de futuro».

Cree, como gestora que fue de políticas culturales, que no se puede ni se debe «despreciar el papel que debe jugar la cultura en situaciones como la actual. Creo que es fundamental  y una de las partes más importantes de la solución».

Y arropa sus palabras con un ejemplo muy vinculado a la actividad en la que participa hoy en Sabero. «El MSM es un ejemplo evidente de lo que decía, del papel de la Cultura, que es el que está teniendo el MSM en esta comarca que fue minera, como un gran dinamizador. Mira, yo he estado en numerosas inauguraciones, que son importantes, pero lo que me fascinaba de este lugar es ver llegar los jueves a los chavales de la comarca para darle vida al museo, para disfrutar de él, para participar en esos talleres de Los jueves... al museo; es decir, un lugar para la gente de la comarca sin renunciar a la vocación universal de estos centros. Aquí se ha hecho una labor excelente y Roberto (Fernández) tiene mucha culpa».

Sobre su regreso a la literatura después del paso por la política ofrece ella misma la definición: «De la política a la poética. La verdad es que ha sido un tránsito magnífico, la política fue una etapa y la cultura es el poso de mi vida, el lugar donde me apetece estar».

Tanto que ya tiene acabado otro libro... de relatos en este caso.
Volver arriba
Newsletter