Publicidad
Los vecinos de Alcuetas no fallan a su patrimonio

Los vecinos de Alcuetas no fallan a su patrimonio

CULTURAS IR

Las obras del castillo de Alcuetas finalizaron el pasado año tras el fatídico derrumbe que el inmueble sufrió en 2018. | T. G. Ampliar imagen Las obras del castillo de Alcuetas finalizaron el pasado año tras el fatídico derrumbe que el inmueble sufrió en 2018. | T. G.
T. Giganto | 04/04/2021 A A
Imprimir
Los vecinos de Alcuetas no fallan a su patrimonio
Patrimonio Quieren seguir salvando su castillo y dotarle de una estructura que les permita disponer del espacio con fines culturales, por eso vecinos e hijos del pueblo se han unido para costear el 10% que la Diputación de León les exige para poder optar a una subvención con la que ejecutar una nueva fase de las obras
Las obras al castillo de Alcuetas ya llegaron tarde una vez y los vecinos no están dispuestos a que la situación se vuelva a repetir. La estructura del inmueble amenazaba con venirse abajo de un momento a otro hasta que la fatídica previsión se cumplió en 2018. Ahora que han consolidado la estructura de su bien patrimonial más preciado quieren culminar el proyecto para poder disfrutar del espacio más allá de su contemplación. El empeño vecinal es la fuerza que mueve el engranaje de unas obras con las que esperan recuperar el lienzo que se derrumbó hace tres años así como poder poner con ellas una cubierta al edificio para utilizar su interior con fines culturales. Pero para que esto llegue necesitan que la Diputación de León les conceda la subvención del ‘Programa R’, un plan dotado con 6 millones de euros cuyo objetivo es rehabilitar, recuperar y reactiva el patrimonio provincial.

Para optar a estas ayudas, que como máximo pueden ser de 300.000 euros por proyecto, los ayuntamientos tienen que aportar con fondos propios un 10% de su coste, pero el de Villabraz, al que pertenece la localidad de Alcuetas, «no puede en estos momentos hacerse cargo de este coste dado que no hay recursos para sufragar ese porcentaje». Por eso su alcalde Ricardo Pellitero agradece la iniciativa de los vecinos e hijos del pueblo que están dispuestos a hacerse cargo de ese gasto. «La solicitud de la ayuda a la Diputación se hará con un proyecto presentado por la Junta Vecinal de Alcuetas dado que en esta convocatoria es posible que estas soliciten la subvención y dado que no hay fondos suficientes los vecinos están dispuestos a ponerlo de su bolsillo, una iniciativa que es de agradecer puesto que el pueblo tiene unos 30 vecinos y hay una lista de hasta 70 personas dispuestas a colaborar», explica Pellitero.

El pasado 26 de diciembre de 2020 los vecinos se reunieron en concejo en la Era del pueblo y trataron el asunto acordando solicitar la ayuda por el máximo, 300.000 euros, y con la disposición de entre todos aportar los 30.000 necesarios para poder llevar a término las obras.
El 10 de marzo de 2018, tras varios días de lluvias y viento, el lienzo Oeste del torreón rectangular central se derrumbó dejando una gran desolación entre los vecinos pues justo habían conseguido en aquel momento una subvención de la Diputación de León para consolidar la estructura del inmueble. La redacción del proyecto fue modificada y tras varios meses de trabajo ahora el castillo ya no es la ruina que era. La inversión fue de 200.000 euros de los cuales el Ayuntamiento aportó entonces el 10% para poder sacar adelante la ejecución, algo que según reconoce el regidor «ha culminado con un muy buen resultado». «La intención ahora es recuperar el lienzo Oeste, poner una cubierta, un forjado de madera con escaleras a un primer piso, restaurar el empedrado y dotar al edificio de cierres de carpintería», explica Pellitero mientras pasea alrededor de una fortaleza declarada como Bien de Interés Cultural en 194. Esta data de finales del siglo XV, siendo la obra encargada por el matrimonio al que se asigna la propiedad de la fortaleza: doña María Cabeza de Vaca, señora de Alcuetas, y su marido don Alonso Enrique de Acuña.

«Estoy muy agradecido con todo lo que las administraciones han hecho pero hay que ser conscientes de que ayuntamientos tan pequeños como el nuestro no pueden sufragar ni siquiera ese 10% necesario para afrontar nuevas obras. Pero sobre todo estoy agradecido al esfuerzo de los vecinos y a su buena disposición siempre que se trata de salvaguardar nuestro patrimonio. Es un orgullo», reconoce Ricardo Pellitero. Este reflexiona sobre el reparto de las subvenciones: «¿Por qué se nos cae el patrimonio? Porque no llegan ayudas íntegras a los pueblos más pequeños que no tienen recursos económicos y eso no podemos volver a consentirlo en Alcuetas».
Volver arriba
Newsletter