Publicidad
Los ríos de León, amenazados por la previsión de un fuerte deshielo

Los ríos de León, amenazados por la previsión de un fuerte deshielo

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Ical | 18/01/2021 A A
Imprimir
Los ríos de León, amenazados por la previsión de un fuerte deshielo
Medioambiente En el sistema Esla-Órbigo, los embalses leoneses de Riaño, Barrios de Luna, Porma y Villameca, alcanzan en conjunto el 71,9 por ciento de su capacidad total
La Confederación Hidrográfica del Duero, organismo autónomo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, vigila los ríos de la cuenca ante la previsión de un aumento de las temperaturas a partir de este miércoles que, junto a las lluvias, provocará una progresiva fusión de la nieve acumulada durante estos días y un previsible aumento de los caudales, según los datos de la Aemet.

Desde la CHD aseguran en un comunicado recogido por Ical que se están tomando las medidas habituales durante todos los días del año, con un seguimiento permanente de los volúmenes embalsados y la nieve acumulada, así como de las previsiones meteorológicas. De esta forma, el organismo mantiene los resguardos estacionales (espacio libre) en los embalses con el fin último de establecer un nivel óptimo para poder laminar una posible avenida.

Todos los sistemas cuentan en estos momentos con los resguardos estipulados en esta fecha, acordados en la última Comisión de Desembalse. Asimismo, la CHD desarrolla tareas de control de cauces a través del Sistema Automático de Información Hidrológica, SAIH Duero, para detectar en tiempo real posibles situaciones extraordinarias, que darían inicio a los protocolos de comunicación establecidos con las diferentes instituciones responsables de la gestión del riesgo de inundación, en sus respectivos ámbitos territoriales.

A fecha de hoy, los embalses de la cuenca gestionados por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) cuentan con una reserva de agua embalsada de 2.021 hectómetros cúbicos, lo que representa un 70,2 por ciento de su capacidad total, según el informe diario elaborado por el organismo de cuenca.

Unos valores que suponen 14 puntos porcentuales por encima de la media de la década (56,2 por ciento) y ocho puntos menos que hace doce meses (78,1 por ciento).

En el sistema Esla-Órbigo, los embalses leoneses de Riaño, Barrios de Luna, Porma y Villameca, alcanzan en conjunto el 71,9 por ciento de su capacidad total, y almacenan un volumen global de 931,2 hectómetros cúbicos.

En Palencia, los embalses de los sistemas Carrión y Pisuerga (Camporredondo, Compuerto, Requejada, Cervera y Aguilar) rozan en total el 68 por ciento de su capacidad, mientras que el año pasado estaban al 73,2 por ciento, con un volumen ctual de agua embalsada de 329,6 hm³.

Por lo que respecta a Burgos, la reserva hidráulica del Arlanzón y Úlquiza alcanza entre ambos el 58,1 por ciento de su capacidad, con un volumen total almacenado de 56,4 hectómetros. Unos valores por debajo de los de Segovia, con los embalses de Pontón Alto y Linares del Arroyo en conjunto al 69,6 por ciento y un volumen global almacenado de 43 hectómetros.

En Salamanca, los embalses de Santa Teresa, Irueña y Águeda superan en conjunto el 70 por ciento de media de su capacidad total, por encima del 61,4 por ciento de la media de la década. En cuanto al Adaja, en Ávila el embalse de Las Cogotas mantiene una evolución favorable y se encuentra hoy al 74,4 por ciento de su capacidad total, frente al 45,8 por ciento del año anterior por estas fechas.
Volver arriba
Newsletter