Publicidad
Los pueblos no quieren más maletas a la ciudad sin vuelta

Los pueblos no quieren más maletas a la ciudad sin vuelta

ACTUALIDAD IR

Jóvenes de diferentes provincias de la España Vaciada que se viven en Madrid protagonizaron la concentración. Ampliar imagen Jóvenes de diferentes provincias de la España Vaciada que se viven en Madrid protagonizaron la concentración.
Cristina Centeno | 31/03/2022 A A
Imprimir
Los pueblos no quieren más maletas a la ciudad sin vuelta
Sociedad La España Vaciada celebró este jueves su tercer aniversario satisfecha por haber puesto la despoblación sobre la mesa y con el reto de lograr un pacto de Estado
Los pueblos están acostumbrados a las maletas. Las que los pocos jóvenes que quedan llenan para irse a la ciudad en busca de oportunidades, en la mayoría de ocasiones sin billete de vuelta. Pero el medio rural no tiene futuro sin ellos y eso es lo que quiso visibilizar este jueves la Revuelta de la España Vaciada, que celebró su tercer aniversario con una concentración frente al Instituto de la Juventud de Madrid con dos protagonistas: los jóvenes y las maletas con las que llegaron a la capital.

Bajo el lema ‘Somos el mañana de los pueblos’, visibilizaron su situación a través de la lectura de un manifiesto en el que recordaron que «los jóvenes de la España Vaciada nos vemos obligados a marcharnos, a dejar nuestra tierra ante la falta de ofertas formativas, profesionales y vitales». En Madrid, una de las grandes ciudades hacia las que muchos jóvenes tienen que poner rumbo, demandaron un plan de retorno rural que cuente con políticas activas de empleo, vivienda, comunicaciones y ocio para incentivar que los jóvenes que quieran volver puedan hacerlo.

Los jóvenes protagonizaron la concentración de ayer en Madrid bajo el lema ‘Somos el mañana de los pueblos’ Este fue el acto central del tercer aniversario de un movimiento que pese a su corta trayectoria ha conseguido su primer objetivo, «poner sobre la mesa la despoblación y que todos los programas políticos y debates la tengan en cuenta, algo impensable hace tres o cuatro años», recuerda Sergio Diez, presidente de León Ruge y portavoz de la plataforma de la España Vaciada.

«La pirámide demográfica es demoledora y el futuro como bien dice el lema es de los jóvenes, necesitamos ese relevo generacional en el medio rural», aseveró. Pero para ello los pueblos tienen que contar con servicios que lo permitan. Acceso a los diferentes niveles formativos, al ocio y a la cultura y también oportunidades laborales que permitan que el que así lo quiera desarrolle su proyecto vital en el pueblo.

La España Vaciada celebra su tercer aniversario habiendo logrado poner en marcha un cambio de mentalidad necesario para revertir la despoblación. «Estamos logrando que la gente empiece a pensar que el futuro ya no tiene que estar directamente asociado a la ciudad», aplaude Diez. Todavía queda camino por recorrer y el principal reto de la plataforma es conseguir un pacto de Estado contra la despoblación que no entienda de colores políticos, una «pieza angular sobre la cual se pueden ir legislando el resto de situaciones». Porque «intentar revertir un problema estructural como es la despoblación con solo políticas a corto plazo es imposible», lamenta el presidente de León Ruge.

Desde Madrid, los jóvenes que participaron en la concentración hicieron un llamamiento a la implicación de todos los actores sociales para hacer frente al problema, para lo que pidieron «que trabajen en un modelo de país que no expulse a nadie de un territorio».
Volver arriba
Newsletter