Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Los personajes del Tío Ful: José A. Hidalgo

Los personajes del Tío Ful: José A. Hidalgo

LOS PERSONAJES DE FUL IR

Imagen de vídeo
Fulgencio Fernández | 20/07/2019 A A
Imprimir
Los personajes del Tío Ful: José A. Hidalgo
Personajes Su pariente, el pastor Felipe Valdeón, inventó en el siglo XVIII el juego de los chinos, jugando con tres chinas... él es el guardián de las esencias del juego, y te gana
Mi abuela materna, María Asteria Valdeón, siempre me contaba que su tatarabuelo, Felipe Valdeón, había sido el inventor del juego de los chinos, que en realidad eran chinas, piedras pequeñas, con las que nuestro pariente se entretenía jugando con otros pastores, que era su oficio en nuestro pueblo, Bercianos del Real Camino».

- ¿Entonces no eran los chinos, serían las chinas?
- Cierto, y nada tiene que ver con las gentes de aquel país, sino con tres piedras pequeñas, que era más fácil para aquellos pastores encontrarlas en el monte que llevar monedas en el bolso. Y si las llevaban no era para jugar, precisamente. Pero ya se sabe lo que eran aquellos tiempos, jugaban los hombres, todo era masculino y las chinas acababan siendo chinos, que así les dice ahora todo el mundo, aunque en León también le dicen chichimoni.

Aquellos tiempos, que dice José Antonio Hidalgo, era el lejano siglo XVIII, pues el pastor Felipe Valdeón nació en 1746, y la abuela Asteria, que le contaba la historia, lo hizo en 1893. Y José Antonio Hidalgo se convirtió en el guardián de las esencias del invento familiar. «Con doce años me vine para León, de camarero, y ya animaba a la gente a jugar, tuvieron mucho auge los chinos». Ya en Madrid se decidió a organizar el Campeonato de España y este año se cumplirá la edición número 33, siempre organizada por él, que lamenta no haberlo traído nunca a León.

- ¿Dónde se jugaba más?
- En los bares, para pagar la ronda; y en los años 60 y 70 se creyó que las chicas de las barras americanas eran grandes jugadoras.
- ¿No lo eran?
- Bueno. Los clientes allí llegaban tarde, con unas copas... que se cayera una moneda sin que se enteraran no era tan difícil.

Hidalgo mantiene que no existe el azar en este juego, ni solo la suerte, que hay técnicas. Y, de hecho él te gana habitualmente. «Juega mucho la psicología, la memoria, fijarse en los rivales, la astucia... y algo la suerte».

- ¿Cómo sabías que llevaba 3?
- Porque, instintivamente, apretaste mucho la mano al sacar.
Volver arriba
Newsletter