Publicidad
Los personajes del tío Ful: Jaime López, ex criador de mastines y hostelero

Los personajes del tío Ful: Jaime López, ex criador de mastines y hostelero

LOS PERSONAJES DE FUL IR

Fulgencio Fernández y Laura Pastoriza | 14/08/2021 A A
Imprimir
Los personajes del tío Ful: Jaime López, ex criador de mastines y hostelero
Personajes Creció viendo a los rebaños pasar por delante de su ventana en Casares y eso le marcó. Crió mastines, en su restaurante La Caldereta eran los pastores quienes le hacían este plato
Crecer en Casares de Arbas, pasar allí tus primeros años de vida te ‘obliga’ a conocer los rebaños, a convivir con históricos pastores, maestros de la trashumancia y la caldereta, ver a los mastines trabajar... "Y eso te marca para toda la vida, al menos a mí me marcó".

Pero, curiosamente, Jaime López Rabanal, aquel niño que veía los rebaños pasar ante su ventana, no llegó a Casares por ganadería sino a causa de la mina. "Mi padre trabajaba en La Vasco, era uno de los mejores mineros de la empresa, o el mejor, pues cuando gente influyente entonces le pidió a Antonio del Valle un minero de confianza para explotar una mina de cobre-cobalto en Casares no lo dudaron: Jaime El Gallego. Y para allá fue mi padre y toda la familia, claro".

Y así vio aquel niño pasar los rebaños y los mastines antes de ir al Seminario y después cuando regresaba en vacaciones. Y aquel mundo y sus leyendas le enganchó y los mastines y los pastores fueron su mundo, fue amigo de los dos, como criador de unos y como admirador de gente como Paulino El Manco, "que era una especie de hermano para mí, mucho más que un amigo".

Y también fue Paulino quien cuando Jaime López Rabanal abrió su restaurante —de nombre La caldereta, ¡cómo no!— bajaba todas las semanas desde su chozo en el puerto de Sancenas para preparar el plato que le daba nombre al restaurante. "Era un espectáculo cómo preparaba la caldereta, con una mano, iba la gente a verle".

Y Jaime crió mastines, para los rebaños. De todos ellos le enganchó la historia de uno, que llevó a un libro: ‘Mi amigo Siroco’: "Es un cuento, o una leyenda, pero absolutamente real. Fue mi mastín preferido, en los rebaños que estuvo Siroco los lobos no tenían nada que hacer... En La Vid el pastor iba a dormir a casa tan tranquilo y nunca tuvo bajas".

- ¿Qué característica destacarías de los perros?
- Mira. Aún perro si se la preparas, él no lo va a olvidar. Pero a un perro le haces el bien... no lo va a olvidar jamás.
Jaime es hoy un curioso jubilado. Cuenta chistes, graba cintas de monólogos, pasea por la ciudad, recuerda a los amigos... trata de que a su alrededor haya lo que llaman ahora buen rollo. Y lo logra
Volver arriba
Newsletter