Publicidad
Los fortines de Vegarada

Los fortines de Vegarada

LNC VERANO IR

Nido de Fontanillas. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Nido de Fontanillas. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 29/07/2022 A A
Imprimir
Los fortines de Vegarada
La ruta de la semana Una ruta muy corta para contemplar vestigios de la guerra civil
El puerto de Vegarada es inicio de muchas ascensiones a las hermosas cumbres que lo rodean, tanto leonesas como asturianas, y muchas de ellas se encuentran en el límite de ambas provincias.

Además, guarda en sus vegas y roquedos el recuerdo de tiempos pasados con fortificaciones construidas con ánimo de durar, aunque su uso fuera efímero y han llegado hasta nuestro tiempo, algo deterioradas, pero ahí están y se pueden visitar. Es una ruta que bien pueden hacer niños, pero no conviene dejarles entrar en determinadas oquedades con boca muy pequeña que, en caso de problemas, no puede pasar un mayor a ayudarles y además puede haber desprendimientos del terreno.

La ruta es muy corta y se hace en poco tiempo, depende de las vueltas que se quiera dar a las fortificaciones, el resto de la jornada se puede dedicar a ver los recovecos que tiene el puerto de Vegarada, a subir a las cumbres cercanas como la Cabritera, el Jeje, el Nogales, el Oso a las que se llega si se continúa por el camino del fortín de Otero hacia arriba. También se puede aprovechar el tiempo para realizar la visita a las cuevas de Llamazares que se encuentran muy cerca o comer en cualquiera de los restaurantes de Redipuertas, Tolibia o Lugueros.

Comienza la ruta en la Casa del Puerto que se prevé que en un tiempo sea albergue y hotel y que dispone de un aparcamiento muy amplio para todos quienes se acercan al Puerto. Poco después de la casa del Puerto la carretera se transforma en pista.

La ruta está muy bien señalizada y es de agradecer el interés del Ayuntamiento de Valdelugueros por señalizar los recorridos de su espacio municipal, no solamente esta ruta, sino muchas otras muy interesantes que se pueden ver reflejadas en numerosos folletos editados por el ayuntamiento que siempre se ha preocupado por dar a conocer los senderos naturales, señalizarlos y elaborar folletos sobre ellos.

La ruta


Da comienzo la ruta en la Casa del Puerto de Vegarada, donde, nada mas salir, se encuentra un panel de la ruta y un cartel grande indicándola. Se pasa a continuación por unos depósitos para afrontar la primera cuesta un poco más fuerte que se supera para continuar por una pequeña plataforma y seguir subiendo siempre siguiendo las marcas del camino en forma de tablas con flechas direccionales hasta llegar bajo la mole rocosa del Otero, desde donde se ven perfectamente las construcciones. Solamente hay que ir hacia la derecha, donde se unen el monte y la roca y por una pequeña valleja seguir subiendo hasta alcanzar la parte más elevada del Otero, donde se pueden ver ya trazas de trincheras y un poco más abajo se ve la construcción del nido de ametralladores de este fortín.

Bajando un poco se pueden ver los restos del fortín, por un lado el acceso coronado por el nido y su acceso un poco más abajo, con un pasadizo en el que cabe una persona, así como un panel explicativo de los hechos acaecidos durante la contienda. Dando vueltas por la zona se pueden encontrar varios accesos a otros emplazamientos aunque bastante deteriorados y a los que no se aconseja acceder. Tras dar algunas vueltas por ese primer fortín se baja directamente hacia la pista que se ve más abajo, siguiendo la señalización de la ruta, hasta llegar por un sendero a la pista que se cruza para bajar al arroyo, que en verano casi no lleva agua, pero con el deshielo y las lluvias suele ir más lleno, han colocado un puente de tablas a partir de donde se pueden ver unas cuevas refugio y un camino que asciende hacia el fortín de Fontanillas, y por la cuesta se llega primero al panel informativo y luego se entra en el fuerte, con una trinchera de cemento y más arriba el nido de ametralladoras.

El acceso a este fortín es bastante más bajo y estrecho que el anterior y en los alrededores hay algunos restos más, un camino con barandillas para evitar posibles caídas y una zona por donde se puede andar, aunque para salir se debe bajar un poco y tomar un sendero señalizado que se dirige a la Casa del Puerto, bajando primero al arroyo que se cruza por otro puente de tablas y siguiendo por las sendas hasta llegar a la pista y de allí a la Casa del Puerto donde finaliza la ruta.
Volver arriba
Newsletter