Publicidad
Los certificados de defunción ya valen lo mismo en León que en el resto de España

Los certificados de defunción ya valen lo mismo en León que en el resto de España

ACTUALIDAD IR

Sede del Colegio Oficial de Médicos de León, en la Plaza de Las Cortes Leonesas. | DANIEL MARTÍN Ampliar imagen Sede del Colegio Oficial de Médicos de León, en la Plaza de Las Cortes Leonesas. | DANIEL MARTÍN
I. Herrera | 26/12/2017 A A
Imprimir
Los certificados de defunción ya valen lo mismo en León que en el resto de España
Sociedad El Colegio Oficial de Médicos ha acatado tras varias semanas la resolución del Tribunal para la Defensa de la Competencia aunque la ha recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia
Diez años después, los leoneses ya pagan los mismo que el resto de los españoles por los certificados de defunción. En 2007, el Colegio Oficial de Médicos de León, único organismo competente para la distribución de estos impresos, estableció un sobrecoste de 32,67 euros por cada uno de estos certificados haciendo que en la provincia de León se haya estado pagando diez veces más que en el resto del territorio nacional, donde únicamente se paga la tasa del impreso en sí (3,63 euros, que es lo que establece la ley).

Villarig confirmaba que se ha notificado a "varias funerarias" por burofax el cese de esta práctica Con fecha 25 de septiembre de este año, el Tribunal para la Defensa de la Competencia de Castilla y León dictaba una resolución donde calificaba de conducta «muy grave» esta práctica del órgano colegial médico leonés, al que imponía una multa de 63.668,85 euros ordenándole que se abstuviera de continuar con este sistema entendiendo que constituía un sobrecoste injustificado para el consumidor final, cualquier ciudadano de la provincia leonesa, que previamente paga la empresa funeraria.

Contra la resolución de Competencia cabía recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, derecho que, según confirmó a este periódico el presidente del Colegio de Médicos de León, José Luis Díez Villarig, han ejercido. No obstante, la misma resolución también instaba a cesar de inmediato el cobro del cobrecoste, medida que el órgano colegial no acataba hasta hace apenas una semana mediante un burofax enviado a «varias funerarias» en el que se notificaba que ya no se cobrará el denominado ‘taloncillo’ de 32,67 euros.

Hasta entonces, a pesar de la resolución, y tal como demuestran varios recibos que obran en poder de este periódico, se siguió ejerciendo esta práctica con las funerarias no adscritas al convenio «sin contenido», tal y como lo consideraba Competencia en la resolución de la denuncia que hacía en su momento Afulesa (Asociación Funeraria Leonesa). De hecho, así se lo han hecho saber al tribunal autonómico con la documentación correspondiente que habrá de pronunciarse al respecto.

Diez años de sobrecoste


Según recogía en su escrito el Tribunal para la Defensa de la Competencia, el Colegio leonés estableció en su día (año 2007) un convenio de colaboración con las empresas funerarias que operan en la provincia mediante el cual el órgano colegial ofrecía «mejorar, facilitar y agilizar» los trámites a cambio de esos 33 euros. De esto derivaría que las empresas que no aceptaron, o se desvincularon, de este convenio se toparan con serias dificultades tanto para conseguir los impresos como para su tramitación, tal y como denunciaban los afectados.

A pesar de la resolución, durante semanas se ha continuado aplicando el sobrecoste a los recibos Además, en la resolución se aseguraba que se trataba de una contraprestación «sin contenido real», pues a las empresas funerarias que suscribieron ese convenio (49), solo les correspondía el pago de la denominada contraprestación económica.

Esta práctica repercutía en el consumidor final que, mientras en otros territorios paga por este concepto 3,63 euros, en León el importe se disparaba hasta los 36,3 euros, pues aunque habitualmente es la empresa funeraria la encargada de hacerse con este certificado (más documento del convenio), el coste se trasladaba a la factura final.

El margen de beneficio obtenido en todo este tiempo según denunciaba Afulesa ha servido únicamente para engordar las arcas del Colegio de Médicos de León, órgano colegial que, por este método, se ha estado embolsando cerca de 200.000 euros al año de acuerdo a los casi 6.000 certificados de este tipo que expende de media.
Volver arriba
Newsletter