Publicidad
Lolo y los 400 de San Antonio

Lolo y los 400 de San Antonio

EL BIERZO IR

Todos los alumnos del colegio fueron pasando por el mural para aportar su toque personal al dibujo comunal. M.D.C Ampliar imagen Todos los alumnos del colegio fueron pasando por el mural para aportar su toque personal al dibujo comunal. M.D.C
D.M. | 28/04/2022 A A
Imprimir
Lolo y los 400 de San Antonio
Arte El colegio ponferradino decora sus vallas con murales dedicados a los cuentos, diseñados por el dibujante y la artista Moñi de Castro
Los murales urbanos están más de moda que nunca y Ponferrada es un ejemplo de ello. Cada vez son más las paredes y muros que se aprovechan para añadir una decoración a la ciudad y pasan de ser una pared sucia y fea a un escaparate de artistas.

Algunos de los más recientes ejemplos ha sido el mural que Asier Vera ha pintado en el paseo del río junto a los niños del colegio Jesús Maestro de Ponferrada promovido por Ecoembes y SEO-BirdlLife, que ha permitido embellecer un punto muy transitado por paseantes y deportistas y que, en este caso, trata de concienciar sobre el problema de la basura en los entornos naturales.

Otro de los ejemplos ha sido el del colegio San Antonio, donde los artistas José Manuel Redondo ‘Lolo’, viñetista de este periódico, y Moñi de Castro, junto con los alumnos del centro han llenado de fantasía una de las paredes interiores del patio bajo la temática de los libros, los cuentos y sus personajes fantásticos.

Se trata de un proyecto de la editorial Santillana en colaboración con los colegios. «Son murales que nosotros diseñamos con la temática que el colegio quiere, hacemos el dibujo y los niños del colegio colaboran pintándole y les queda un mural hecho por ellos mismos. En este caso, yo creo que el del colegio San Antonio ha sido el de récord Guinness  de participación», bromea Lolo «porque han pasado por el mural unos 400 alumno. Estaba pensando en firmarlo como Lolo, Moñi y 'Los 400', como si fueran los 300 espartanos», explica el dibujante.

No faltan en el mural personajes tan clásicos como una Caperucita Roja o un Pinocho. También un mago y un Aladino frotando la lámpara del genio. Y un dragón rojo que es un personaje propio, una mascota del centro, diseñado por uno de sus alumnos hace unos años.

Eso, junto con el escudo del centro y otras decoraciones alrededor han permitido conformar un bello escaparate en el colegio dedicado a los cuentos, claves en la formación diaria de los alumnos de Primaria.

Para Lolo, que lleva varios años con este tipo de proyectos, - ya ha dejado la huella de su pincel en distintos colegios, como por ejemplo en Navaliegos también en Ponferrada- resulta muy agradable «volver a encontrarnos con los niños, ver cómo les gusta pintar, que se divierten... eran los primeros días de retirada d de las mascarillas y la verdad es que esperaba verles las caras, pero todos siguen concienciados y uniformados con sus mascarillas» como un pequeño ejército de artistas, que han dejado su cole mucho más colorido.
Volver arriba
Newsletter