Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Lo que la capa esconde

Lo que la capa esconde

A LA CONTRA IR

Ampliar imagen
| 25/06/2019 A A
Imprimir
Lo que la capa esconde
En una corrida de toros también hay lo que se dice  toros, una corrida de toros, pero no solo, ni mucho menos. También allí está lo que la capa esconde, por usar el titular que Mauri nos regala hecho.

Detrás de la capa también está una ciudad que acaba de aprender que hay una mesa electoral en las Josefinas y encuentra en la plaza una novedad que cambia los ritos eternos de este rito en el que casi nada cambia. Y el primer día la banda -que toca lo que le mandan y cuando le mandan- abre el festejo interpretando medio himno nacional, y la plaza aplaude. Y el segundo día toca el himno nacional entero, y la plaza más que aplaudir se vuelve loca. Y banderas al viento.

«¿Gol de Torres?», me dice el vecino para provocar.

- No, de Piqué.

Detrás de la capa viven  mundos muy diferentes. Un torero que como no toreaba soñaba que toreaba y un día toreó como había soñado y le cambió la vida para siempre. Un torero que sabe que cada día tiene que picar la piedra del aplauso porque han decidido no regalárselo u otro que no sabe lo que es picar porque a él sí se lo regalan porque tiene los ojos verdes. Puede estar un obrero del oficio con un parche en el ojo que habla de batallas anónimas porque es un subalterno. Puede haber un pasillo lleno de fantasmas que te miran como diciendo si yo hablara y al lado uno que calla y sería una gozada que hablara. Y una señora que va vestida de rojigualda. Y hace bien, si le presta, la pena es que queda detrás de la capa.
Volver arriba
Newsletter