Publicidad
"Lo que hice fue algo muy grave y cumpliré la condena"

"Lo que hice fue algo muy grave y cumpliré la condena"

ACTUALIDAD IR

El juicio por el crimen de El Burgo quedó visto para sentencia. | CARLOS S CAMPILLO (ICAL) Ampliar imagen El juicio por el crimen de El Burgo quedó visto para sentencia. | CARLOS S CAMPILLO (ICAL)
I. Herrera | 10/04/2018 A A
Imprimir
"Lo que hice fue algo muy grave y cumpliré la condena"
Tribunales El autor confeso del crimen de El Burgo Ranero reitera sus disculpas a la familia de la víctima y asume la petición de la Fiscalía, que rebaja 4 años la solicitud de pena
El autor confeso del crimen de El Burgo Ranero, Alejandro M.M., hacía uso de su derecho a la última palabra para reiterar sus disculpas a la familia de María Ascensión Prado y asumir que lo que hizo «fue muy grave y cumpliré la condena, no se puede volver atrás». Así quedaba visto este martes para sentencia el juicio ante la sala de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de León después de que el Ministerio Público decidiera rebajar su petición de condena en sus conclusiones finales cuatro años al apreciar las atenuantes de arrepentimiento de los hechos y confesión, 17 años de prisión por el delito de asesinato y dos y medio por el delito de robo con violencia en grado de tentativa. Una solicitud de condena a la que se adhería finalmente la defensa del joven de 24 años a pesar de haber pedido inicialmente la libre absolución de su representado argumentando la eximente de intoxicación plena. La acusación particular, por su parte, mantenía la petición de condena de 23 años de cárcel (20 por el asesinato y tres por el robo).

Durante la sesión de este martes los forenses que elaboraron el informe mental del acusado sostenían ante el tribunal que los antidepresivos que tomaba no tenían por qué cambiar su conducta, y rechazaron que el consumo de alcohol y drogas le llevaran a un estado total de pérdida de conciencia.

Asimismo también se supo que la víctima, María Ascensión Prado, una mujer de avanzada edad vecina de la misma localidad que el acusado, habría tratado de escapar del joven ya que su cuerpo fue hallado tirado en el suelo y con medio cuerpo debajo de la mesita de noche. Los hechos tenían lugar la madrugada del 9 de noviembre de 2014 cuando Alejandro M.M. volvía de fiesta de León y decidió entrar en casa de María Asunción, según declaró, con el objetivo de robar para comprar droga pensando que ella no se encontraba ya en el pueblo. Para entrar en la vivienda tuvo que saltar dos muros y romper una ventana. Al encontrar a la anciana durmiendo en su cama, la golpeó varias veces con un objeto contundente y luego prendió fuego a la cama, aunque el incendio no lo recuerda el acusado que, en el momento de los hechos, tenía 20 años de edad. Fue él mismo el que confesó el crimen dos días después y, desde entonces, está privado de libertad.
Volver arriba
Newsletter