Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
León también se la juega en Europa

León también se la juega en Europa

ELECCIONES IR

Ampliar imagen
Víctor S. Vélez | 26/05/2019 A A
Imprimir
León también se la juega en Europa
26-M Las elecciones europeas son las grandes desconocidas del 26M. Los leoneses pueden elegir entre las 32 candidaturas que se repartirán los 54 parlamentarios españoles
Este domingo León también juega su propio partido por Europa. Además de elegir los responsables del bastón de mando en los ayuntamientos de la provincia y de la composición de las Cortes de Castilla y León, los votantes leoneses también elegirán este domingo a sus representantes a nivel europeo. La campaña de las elecciones al Parlamento Europeo ha quedado eclipsada por las municipales y por las autonómicas pero los importantes retos a los que se enfrentará la Unión Europea durante los próximos años hacen que la cita electoral se antoje decisiva para el devenir continental.

El Parlamento Europeo estará compuesto por 751 eurodiputados, hasta que no se haga efectiva la salida de Reino Unido. Mientras tanto a España, de manera proporcional a su población, le corresponde elegir a 54 representantes que pasarán a 59 tras el Brexit. Los leoneses pueden elegir entre un total de 32 candidaturas con un sistema de listas cerradas.

Entre los grandes partidos, la única representación de la provincia será Ibán García del Blanco que concurre en la sexta plaza del PSOE. Un puesto previsiblemente de salida, puesto que actualmente los socialistas cuentan con 14 escaños dentro del grupo Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas.

Actualmente, el grupo que cuenta con un mayor número de portavoces por España es el Partido Popular Europeo con 17. Ahora, con Dolors Monserrat a la cabeza, pretende revalidar un liderato que se encuentra amenazado por la lista del PSOE que encabeza Josep Borrell.

Luis Garicano será el cabeza de cartel de Ciudadanos, en un la lista en la que también aparece Javier Nart, mientras que la propuesta de Vox está liderada por Jorge Buxadé. Sin circunscripciones provinciales y autonómicas, los partidos de ideología similar se agrupan en una candidatura única. Tal es el caso de Podemos que se presentará de manera conjunta con Izquierda Unida y diferentes ‘mareas’ bajo las siglas de Unidas Podemos Cambiar Europa. Algo similar ocurre con los partidos independentistas, como Esquerra republicana, el BNG o Bildu, que se agrupan en Ahora Repúblicas.

Una vez en el Parlamento Europeo, los partidos de tendencia política similar se agrupan para unificar fuerzas. A los dos principales grupos, el Partido Popular Europeo y la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas, se suman otros como los Conservadores y Reformistas Europeos, Alianza de Demócratas y Liberales (Alde), Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea, el grupo de los Verdes, Europa de la Libertad y la Democracia Directa y, por último, Europa de las Naciones y de las Libertades. El alemán Manfred Weber, representante del centroderecha, y el socialista holandés Frans Timmermans son los principales candidatos a comandar Europa los próximos cinco años. Otras propuestas son el ecologismo de la germana Ska Keller o el liberalismo de Margrethe Vestager, una danesa que liderará durante esta legislatura el grupo Alde en el que se integran partidos como Ciudadanos.

El período de mandato se prolongará hasta 2024 y los eurodiputados electos representarán a España durante los próximos cinco años. Una tarea por la que percibirán cerca de 15.500 euros, contando transportes y dietas.

Este mandato europeo tendrá sobre la mesa cuestiones territoriales de calado, como el Brexit o el independentismo catalán. De hecho, el secesionismo de Cataluña contará con un notable protagonismo en estos comicios puesto que Oriol Junqueras liderará Ahora Repúblicas y Carles Puigdemont es la cabeza visible de Libres por Europa.

A vueltas con la participación

Uno de los frentes que tienen abiertos los partidos de cara a las europeas de este domingo es la participación. En los últimos comicios continentales se experimentó un mínimo histórico con un 42,6 por ciento de los sufragios emitidos. La participación en España fue ligeramente superior con un 43,8 por ciento. Por encima estuvo el interés de los leoneses que alcanzó un 46,2 por ciento. La coincidencia de los comicios a la Eurocámara con las municipales y autonómicas debe ser, a priori, un resorte para aumentar la participación de los españoles en las elecciones europeas.

A medida que ha crecido el número de países en la Unión Europea ha ido descendiendo la participación, que mantiene su máximo del 62 por ciento en las primeras elecciones al Parlamento Europeo en 1979. No obstante, algunos estados mantienen un elevado nivel de participación en países con voto obligatorio como Bélgica (89,6 por ciento) o Luxemburgo (85,6 por ciento). El 13 por ciento de eslovacos que votaron en 2014 les deja como los habitantes de Europa a quienes menos interés despiertan estos comicios.

Cinco eurodiputados españoles, 'en la nevera' por la incógnita del Brexit

El país que más representantes elegirá es Alemania con 96 portavoces en el Parlamento Europeo. España aparece en cuarta posición, detrás también de franceses e italianos, y las consecuencias del Brexit implicarían un aumento de la representación española en la Eurocámara durante los próximos cinco años, pasando de 54 a 59 eurodiputados.

La dimisión de Theresa May este viernes deja todavía más incertidumbre sobre la forma y el momento en el que Reino Unido hará efectiva su salida de la Unión Europa. Una fecha en interrogante para la cual el Parlamento Europeo ya ha preparado su nueva distribución que pasará de 751 escaños a 705. Un nuevo reparto en el que ninguno de los países miembros perderán representantes en la Eurocámara.

De los 73 escaños que elegirán los británicos en estas elecciones, 46 se reservarán para futuros países que entren a formar parte de la Unión Europea y que los 27 restantes se dividan entre 14 países comunitarios. España será junto con Francia el país que más se beneficie, al menos en número de portavoces en la Eurocámara, del Brexit.

La Unión Europea establece que el número de parlamentarios no puede rebasar los 750, más el presidente. Su tratado también deja patente que la representación será «decrecientemente proporcional», con un mínimo de seis diputados por país y un máximo de 96. Esto implica que un país más pequeño no puede tener más escaños que otro más grande, y que el ratio de habitantes por escaño debe aumentar a medida que se incrementa la población. Así, la distribución de asientos en la Eurocámara permite reflejar la evolución demográfica de los países miembros.

¿Dónde va cada voto?

La circunscripción electoral para las europeas es estatal, lo que posibilita que los leonesas puedan votar, si así lo desean, a partidos regionalistas de otros territorios como Esquerra Republicana, el BNG o el PNV. Una vez se haga efectivo el reparto proporcional de eurodiputados en base a los votos obtenidos, los partidos de los diferentes países se agrupan en función de sus similitudes políticas en alguno de los grupos que componen el Parlamento Europeo.

Los dos grandes partidos también tienen su reflejo en Europa con una agrupación muy similar para populares y socialistas. No obstante, también surgen ‘matrimonios’ peculiares como el de Ciudadanos y el PNV que forman parte de la misma formación a nivel continental. Más evidentes parecen las confluencias de Podemos, Izquierda Unida o Bildu que forman parte de una agrupación con partidos similares repartidos por toda Europa. Compromís, los nacionalistas gallegos o la izquierda independentista de Cataluña están adheridos a la Alianza Libre por Europa, una formación en la que también están inscritos la mayoría den movimientos ‘verdes’ de la Unión Europea.

Vox o Libres por Europa, el partido de Carles Puigdemont para las europeas, todavía no están adscritos a ningún grupo de la Eurocámara. Además, únicamente dos grupos políticos europeos no tienen representación de formaciones españolas, el Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos y el Grupo Europa de la Libertad y de la Democracia Directa. El primero de ellos, podría ser el que previsiblemente acogiera a Vox entre sus miembros y ya cuenta entre sus filas con importantes delegaciones de partidos como los Conservadores británicos o Ley y Justicia, el partido ultranacionalista polaco.

Un sistema de funcionamiento con el que el electorado español todavía no está demasiado familiarizado. No obstante, será la forma en la que el país estará representado a nivel continental durante los próximos cinco años.


Volver arriba
Newsletter