Publicidad
"León siempre ha sido leal con España y eso se ha castigado"

"León siempre ha sido leal con España y eso se ha castigado"

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
R. Á. | 20/01/2022 A A
Imprimir
"León siempre ha sido leal con España y eso se ha castigado"
Política El líder nacional de VOX participó en un acto público en Botines en el que aseguró que ofrecen "un cambio de rumbo" frente a los que están "en lo mismo"
Santiago Abascal llegó este jueves a León entre gritos de «presidente». El líder nacional de VOX se presentó ante una abarrotada plaza de Botines para participar en un acto público que marcó la primera semana de precampaña hacia las elecciones autonómicas. En él estuvo acompañado por el candidato del partido a la Presidencia de la Junta, Juan García-Gallardo; el diputado nacional por León en el Congreso, Pablo Calvo, y el candidato por León a las Cortes, Carlos Pollán. Abascal, que aseguró que antes tuvo la oportunidad de visitar «un lugar tan especial para los leoneses como el panteón de los Reyes, ejemplo histórico de la importancia de esta tierra y de la lealtad del Reino de León», aseguró que pese a los «motivos de orgullo» que puede exhibir la provincia, León es hoy «una de las principales víctimas del estado de las autonomías». «León siempre ha sido leal con España y esa lealtad no se ha pagado, sino que se ha castigado», subrayó.

«Los leoneses se han sentido postergados», dijo, pero también «el resto de Castilla». Hizo hincapié, no obstante, en que «León no es Valladolid» y, aunque aseguró que «no alentamos un discurso de ruptura», VOX sí que defiende las «individualidades» y considera que el sistema autonómico del 78 se ha basado en «premios y castigos». Premios para los «desleales», porque –según sus palabras– durante los últimos años tanto el PP como el PSOE «han hecho lo mismo». «Asistimos a una permanente pelea entre PP y PSOE, pero es una pelea falsa, porque los dos están en lo mismo, piensan lo mismo y votan lo mismo», remarcó.

Partidos que son "experimentos"

El líder nacional de VOX también rechazó las propuestas políticas enfocadas exclusivamente en un territorio, como Teruel Existe, que afirmó que solo sirve «para que gobierne Sánchez». Por ello, pidió a León que «no se sume a esos experimentos que van a convertir nuestras instituciones en un mercado persa». Para Abascal VOX es la alternativa de quienes quieran apostar por «un cambio de rumbo en España, de las políticas, de las ideas, y por que se restaure la unidad nacional». Eso, advirtió, es lo que les diferencia de las formaciones que se han ido alternando en el Gobierno hasta el momento. El PSOE, apuntó, es un partido «de historia criminal, que nos ha enfrentado y que ha cometido las peores fechorías en nuestra historia». Así, preguntó «cómo se les puede dar un solo balón de oxígeno». «Hay que mantener distancia absoluta con ellos», afirmó. Respecto al PP comentó que le ha resultado curioso que en el cartel del candidato la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, sus siglas no aparezcan «por ningún lado». «Les da vergüenza y a nosotros también», destacó Abascal, que lamentó que los populares crean, además, que VOX les va a dar «los votos gratis».

«VOX es la alternativa», expuso, pero el partido se enfrenta a «enemigos poderosos». Por ello, Abascal recordó que el verdadero cambio no va a llegar «de la noche a la mañana, pero es tan titánica la tarea que hay que empezar ya mismo. Necesitamos un nuevo comienzo. No os dejéis insultar, exigid vuestro futuro», advirtió a los leoneses antes de cerrar con un «viva España» y el himno nacional.

Sistema autonómico "fracasado"

Antes de la intervención del líder nacional de VOX el candidato de la formación a la Presidencia de la Junta, Juan García Gallardo, remarcó que la provincia leonesa es «una maravilla que encierra tesoros que han sido despreciados por un sistema autonómico que ha fracasado». Tal y como explicó, «nos han pedido paciencia y tiempo mientras nos daban la espalda, para seguir soportando el abandono y para asumir los dictados de la agenda globalista». Sin embargo, insistió en que él no se «resigna» y, aunque es consciente de que VOX tiene una «misión histórica, los ciudadanos merecen «un Gobierno que nos defienda las amenazas globalistas y el abandono y sectores productivos que mantengan un empleo digno». Además, avisó de que «que nadie espere que VOX sea la muleta de nadie», de ningún partido, y de que si algo tienen claro es que «no vamos a regalar nuestros votos al PP».
Volver arriba
Newsletter