Publicidad
León puede rugir, por Luis Enrique Valdeón

León puede rugir, por Luis Enrique Valdeón

CUENTA CON LEóN IR

Ampliar imagen
Luis Enrique Valdeón | 08/07/2020 A A
Imprimir
León puede rugir, por Luis Enrique Valdeón
Cuenta con León El concejal de la Unión del Pueblo Leonés en el Ayuntamiento de León considera que debemos potenciar lo que tenemos e intentar hacer lo posible por crecer
Son malos tiempos para León, aunque el problema viene de atrás, de muy atrás se podría decir. Es cierto que la pandemia que estamos sufriendo, Dios quiera que por poco tiempo más, ha azotado prácticamente a la totalidad del planeta y, como no puede ser de otra manera, ha agravado nuestra ya de por sí escasa capacidad económica a nivel local y provincial. En todo caso y, siendo conscientes de nuestras limitaciones, debemos potenciar lo que tenemos e intentar hacer lo posible por crecer con políticas no sólo de reconstrucción, sino también de construcción. Hay que analizar y poner en valor lo que tenemos e intentar sacar más provecho de ello, pero no olvidarnos de lo que pudimos tener y, por circunstancias diversas que no merece la pena rememorar, no logramos.

Esta crisis sanitaria, que ha sensibilizado a la práctica totalidad de la población, nos puede hacer recapacitar sobre antiguas, pero no por ello trasnochadas, reivindicaciones para León en ese mismo sector sanitario que, ahora más que nunca, tan importante nos parece. Me vienen a la cabeza aquellos tiempos, no tan lejanos, en los que se intentó que en nuestro Campus Universitario tuviéramos Facultades de Medicina y de Farmacia por ejemplo. Pues bien, con ellas obtendríamos no sólo un incremento de estudiantes universitarios en la ciudad (hay que recordar el importante descenso en los últimos años), pero es que además esto contribuiría a aumentar la investigación que rodea a este sector y, muy importante, el fomento imparable de este tipo de investigaciones cuya relevancia no deja lugar a dudas, a la vista de lo que estamos sufriendo por «un virus». Además, todo ello serviría para desarrollar el polo químico-farmacéutico que por suerte tenemos en León desde hace años y que hay que fomentar e intentar aumentar. De esta manera no sólo crearíamos una vía de desarrollo y posibilidades laborales para nuestros jóvenes, también se generaría un efecto llamada para otras empresas del sector hasta conseguir ser un referente nacional en el mismo.

Otro sector fácilmente potenciable en nuestra ciudad, y del que sin duda hay que tirar, es el de la ciberseguridad. Tenemos un centro puntero y reconocido a nivel mundial que es el Incibe. Todos somos conscientes de que este sector está en auge y su importancia aumenta cada año a pasos agigantados. Pues bien, recientemente se ha propuesto a León como sede del Centro de Ciberseguridad de la Unión Europea. Esta propuesta, que esperemos que se haga realidad, aumentará nuestro potencial en esta rama tecnológica. Con estas premisas hay que hacer lo posible para atraer empresas ligadas a este amplio sector, de manera que se facilite la instalación de nuevas empresas y, para ello, sería conveniente ofertar suelo gratis o al menos barato para las empresas que se instalen aquí (tenemos un Parque Tecnológico con muchas posibilidades en ese sentido que hay que ampliar todo lo posible), así como instaurar bonificaciones fiscales. Nutrir ese suelo con empresas especializadas convertiría a León no sólo en un punto de referencia, sino que estaríamos hablando de un músculo económico clave para esta tierra.

Desde luego, todo esto debe ir acompañado por una apuesta por parte de todas las Administraciones y colectivos implicados para que el Aeropuerto de León funcione de verdad de una vez por todas. Para ello se hace necesario, como digo, un esfuerzo por parte de todos los que forman parte del Consorcio que lo gestiona, de manera que se debe contactar con las líneas aéreas que puedan operar desde León, ofreciendo en su caso ayudas e incentivos a las mismas que hagan viable para ellas el establecimiento progresivo de vuelos tanto nacionales como internacionales. No hay que olvidar que tenemos un aeropuerto perfectamente adecuado para vuelos de todo tipo, tanto por la terminal moderna y casi nueva como por las condiciones de la pista actualmente en uso. Y es que la ubicación de nuestro aeropuerto y sus instalaciones ya deberían ser todo un atractivo para que operadoras low cost se instalaran aquí, toda vez que León es un enclave que logísticamente cubre todo el noroeste peninsular.

Otro tema importante y que debe ser un revulsivo para la ciudad es el del Hostal de San Marcos. Independientemente de lo que se ha hecho con este Parador Nacional, cuya importancia a nivel nacional ha sido indudable y ha sido categorizado como de los más emblemáticos, lo cierto es que a día de hoy ni tan siquiera se ha finalizado la primera fase de las previstas. Esta obra que se está realizando debe finalizarse cuanto antes y continuar con la segunda fase, que actualmente se encuentra paralizada y con serias dudas sobre si se ejecutará. Necesitamos un Parador de nivel, que era lo que teníamos y que ayudaba a la economía local en gran medida. Y necesitamos que tenga la categoría de 5 estrellas (recordemos que no tenemos ningún otro establecimiento hotelero con esta categoría) y, además debe tener instalaciones para eventos, pues sin duda ayudará más aún a darle la importancia que siempre tuvo y que debe volver a tener. Hay que exigir un esfuerzo a la Administración del Estado para conseguir este objetivo.

Tenemos un Palacio de Exposiciones más que digno, yo diría que de un gran nivel para una ciudad como León. Su funcionamiento para eventos de todo tipo ha ido en aumento y, sin duda, seguirá con esta tendencia, lo que favorecerá la afluencia de visitantes a León, con la importancia que supone para la economía de la ciudad. No obstante, hay que poner los medios para que el Palacio de Congresos proyectado al lado de este de exposiciones se materialice lo antes posible, porque será la manera de que la ciudad se vea colmada de instalaciones de este tipo, cuya importancia es vital. La realidad es que la inversión aquí pasa por la Administración Central, la Autonómica y la Local, y desde luego la dificultad es mayor por esta pluralidad de administraciones, pero debe ser ineludible un acuerdo y apuesta común de todos ellos para que esta importante infraestructura tenga la importancia que se merece.

Tampoco hay que olvidar y, en ningún caso descuidar, que está pendiente la finalización de una serie de infraestructuras de gran relevancia como son FEVE (prácticamente terminada y a la espera de su reinicio de actividad), el AVE y, por supuesto, la Plataforma Logística de Torneros.

Además, no podemos olvidar uno de los pilares más importantes de nuestra economía, el pequeño comercio y la hostelería, que sostienen y generan riqueza, además de ser una correa de transmisión para la venta de otro de los referentes de nuestra provincia, nuestra agricultura y ganadería, cuyos productos son de una gran calidad y cada vez con más demanda.

Todo esto ayudará en gran medida al resurgimiento de nuestro querido León y podrá hacernos llegar al lugar que merecemos y anhelamos.
Volver arriba
Newsletter