Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

León pierde la 'L'

León pierde la 'L'

ACTUALIDAD IR

Mapa con los municipios que tienen al menos una autoescuela en la provincia de León. | L.N.C. Ampliar imagen Mapa con los municipios que tienen al menos una autoescuela en la provincia de León. | L.N.C.
Víctor S. Vélez | 11/07/2019 A A
Imprimir
León pierde la 'L'
Tráfico En la provincia se obtienen un 45 por ciento menos de permisos de conducir que hace una década
El número de permisos expedidos en la provincia ha caído a poco más de la mitad en la última década, según los datos facilitados a este periódico por la Asociación Provincial de Autoescuelas de León elaborados a partir de estadísticas de la Dirección General de Tráfico (DGT). De los 10.381 nuevos permisos de cualquiera de las modalidades de carné de conducir del año 2008, los leoneses han pasado a solamente 'sacar' 5.661 'eles' durante el pasado año.

Una caída del 45,5 por ciento en diez años que durante la primera mitad de la década experimentó un descenso más vertiginoso. Desde entonces, el número de carnés se ha estabilizado "en torno a los 5.500 anuales". La excepción y los resultados más pobres se registraron en 2017 debido a la huelga de examinadores que provocó una caída cercana al millar de permisos expedidos. Las autoescuelas parecen haberse recuperado de este bache y el último año alcanzaron el mejor resultado desde 2012. "El número total no son solo los nuevos conductores. Alguien que ya tiene el 'B' y se saca, por ejemplo el 'C' también se contabiliza", matizan desde la Asociación Provincial de Autoescuelas de León.
En el caso del carné de conducir tipo 'B', el más habitual y que permite conducir conducir turismos, furgonetas y otros vehículos cuya masa máxima autorizada no supere los 3.500 kilogramos, la tendencia seguida ha sido similar. Cerca de la mitad de carnés en un descenso estabilizado desde 2013. No obstante, esta caída del 40 por ciento ha sido mitigada en buena medida por los resultados positivos del último ejercicio en el que se ha recuperado la barrera de los 4.000 nuevos conductores.

Al tiempo que se ha reducido la clientela también han ido cerrando autoescuelas, especialmente en el medio rural. En los últimos años, cabeceras de comarca como Cistierna o Sahagún han perdido sus centros de aprendizaje para conductores y varias más como la de Boñar se plantean su cierre de manera inminente. No obstante, todavía una veintena de municipios leoneses cuentan con autoescuela.

Llegando al mundo rural


La Confederación Nacional de Autoescuelas refleja en su página web unas declaraciones de su presidente, José Miguel Báez, en las que asegura que «el cien por cien de la población española en edad de obtener el permiso de conducir tiene una autoescuela a menos de 7,8 kilómetros de distancia». Una afirmación que resulta rotundamente falsa en la provincia de León ya que los habitantes de los partidos judiciales de Cistierna y Sahagún no tienen ninguna autoescuela en las comarcas de Montaña oriental y Tierra de Campos. Por ejemplo, un vecino de Posada de Valdeón tendría que desplazarse durante más de una hora a Boñar para poder obtener el permiso de circulación. De quitarse el servicio en esta localidad, su viaje para las clases de conducir le llevaría hasta La Robla o la capital provincial.

Por lo tanto, como 'la Montaña no va a ellos', a las autoescuelas no les queda más remedio que acercarse a pueblos como estos. Una labor que desde la asociación provincial consideran como "buenísima", asegurando que son centros que se "vuelcan con sus alumnos porque son su gente". Esta tarea proactiva la llevan a cabo autoescuelas como La Moderna en Veguellina de Órbigo o Santa María del Páramo que explican a este periódico cómo pagan a sus el autobús de vuelta o cómo compensan el exceso de tiempo de viaje en carreteras sin mucho tráfico. "No es diferente a como se ha hecho siempre. La labor de toda la vida es recoger a personas de los pueblos cercanos, ahora es interesado decirlo", apunta Vicente González, presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas de León.

Por su parte, las autoescuelas de la capital aseguran que "aguantan" pese a sufrir la pérdida de juventud. "El principal cliente que tenemos tiene entre 18 y 34 años. En la provincia, la caída de población joven de 15 a 29 años ha sido casi de un tercio desde 2008", reflexiona Vicente González sobre la bajada en el número de permisos expedidos.
Volver arriba
Newsletter