Publicidad
León hace hueco a la ronda interior

León hace hueco a la ronda interior

ACTUALIDAD IR

El alcalde de León, José Antonio Diez, supervisó el inicio de las demoliciones. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen El alcalde de León, José Antonio Diez, supervisó el inicio de las demoliciones. | SAÚL ARÉN
Alfonso Martínez | 17/11/2021 A A
Imprimir
León hace hueco a la ronda interior
Municipal El alcalde supervisa el inicio de las demoliciones y fija 2023 como plazo para abrir el nuevo vial y peatonalizar la avenida de Los Cubos y la calle Carreras
Era uno de esos retos que la ciudad de León tenía pendientes desde el punto de vista urbanístico y este miércoles han comenzado los trabajos para superarlo. El alcalde de León, José Antonio Diez, ha supervisado el inicio de las demoliciones para ejecutar la ronda interior en el tramo que enlazará la plaza del Espolón con la calle La Palomera y que permitirá peatonalizar la avenida de Los Cubos y la calle Carreras para poner en valor ese tramo de la muralla.

Diez ha detallado que se trata de la primera fase de las demoliciones y que la segunda, que corresponde a la expropiación de los inmuebles más cercanos a la plaza del Espolón, se encuentra aún en tramitación administrativa con el fin de que pueda ejecutarse en a finales del primer trimestre del año que viene. Posteriormente comenzarán las obras para construir el nuevo vial, que tendrá un carril por sentido. De forma paralela comenzarán los trabajos de peatonalización, lo que obligará a reordenar el tráfico en la zona. El motivo es que una demora en su ejecución podría hacer que el Ayuntamiento de León perdiera la subvención que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha concedido en el marco del 1,5% Cultural. El objetivo final es que ambas actuaciones estén listas a lo largo del año 2023, aunque el alcalde no ha querido afinar más los plazos por la complejidad que supone tanto la tramitación administrativa de las expropiaciones como la ejecución simultánea de la ronda interior y de la peatonalización.

Las primeras demoliciones, que afectan a una decena de inmuebles, tienen un coste de 150.000 euros y estarán terminadas en un mes. La expropiación de las fincas afectadas en esta primera fase ha supuesto un desembolso de 1,7 millones de euros, según los datos aportados por el alcalde.
Volver arriba
Newsletter