Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
León está que se sube por las paredes

León está que se sube por las paredes

DEPORTES IR

Ampliar imagen
I. Herrera | 23/03/2018 A A
Imprimir
León está que se sube por las paredes
Escalada Las instalaciones del Centro de Escalada La Nave son referente del noroeste de España
La escalada ya no está limitada a las paredes de roca, a las cuerdas y los arneses. Se puede practicar bajo techo y debutar sin experiencia alguna y sin miedo. En León, cuatro socios ponían en marcha hace un par de años (celebrarán el segundo aniversario en mayo) un centro de escalada denominado La Nave, un espacio privado que opera como un gimnasio (de hecho cuenta también con gimnasio) y que dispone de unas instalaciones que son referente de todo el noroeste de España y unas de las mejores del país.

Al final de la calle Maestro Jusquín se ubica este gran rocódromo que, junto al de titularidad municipal de El Ejido (para el que hace falta estar federado), son la única oferta abierta al público de la que dispone León para un deporte cada vez más en auge.

El objetivo de La Nave, tal y como explica Esteban Díez, uno de los socios de este negocio, es ofrecer un espacio para debutantes y expertos, un lugar donde aprender, donde superarse y, por supuesto, donde pasarlo bien. Cuentan con circuitos muy sencillos, accesibles a todos los públicos, ofrecen cursos de iniciación y perfeccionamiento, grupos de entrenamiento para usuarios más experimentados y hasta celebran cumpleaños para niños, pues las escuelas de escalada para chavales es algo que, dice Díez, está funcionando muy bien.

Entre sus clientes tienen desde niños de 4 o 5 años a paisanos de más de 60, todos encuentran un circuito adaptado a sus necesidades. De hecho, y para evitar que nadie caiga en el aburrimiento, continuamente se cambian las presas, los circuitos, «así siempre tienen algo nuevo que hacer». Según sostiene Esteban, para practicar este deporte no hacen falta más que ganas y unos pies de gato que, el que empieza o viene a probar, puede alquilar en este centro.

Todavía no han cumplido los dos años y por estas instalaciones ya han pasado más de un millar de personas y suman más de 400 socios –ahora tienen en activo a más de un centenar de ellos–. Y tal y como apunta, el perfil del escalador ya no se limita a un varón de entre 25 y 45 años, cada vez más mujeres muestran su interés por este deporte que está encontrando, también, una gran acogida por parte de los más pequeños.

Los usuarios de La Nave actualmente se encuentran inmersos en la Liga de Invierno, una competición que han decidido abrir durante tres jornadas concretas (la última será mañana sábado) a todos los públicos y que ha atraído a grandes escaladores de distintos puntos de España. «Esta liga está pensada para darle un valor añadido a nuestros socios, darles un aliciente, que no sea sólo ponerles presas y que escalen; el año pasado la hicimos sólo para socios y este año la hemos abierto a gente de fuera y la verdad es que ha tenido una gran acogida».

El próximo 26 de mayo tienen previsto celebrar por todo lo alto el segundo aniversario, con conciertos y un open, toda una fiesta para celebrar que León está que se sube por las paredes. Una gran oportunidad para conocer este espacio y este deporte que en las Olimpiadas de Tokio 2020 debutará como disciplina olímpica.
Volver arriba
Newsletter