Publicidad
León 2030

León 2030

OPINIóN IR

23/02/2017 A A
Imprimir
León 2030
La sucesión de noticias diarias propicia poco la reflexión de lo que deseamos a medio y largo plazo. Sin embargo resulta imprescindible construir una imagen de a dónde queremos que lleguen nuestras ciudades y territorios. La reflexión estratégica, que así se llama, resulta necesaria para actuar con inteligencia. Si no se realiza, el día a día se convierte en un caminar a ‘salto de mata’ de la actualidad. Y las ciudades van perdiendo perfil poco a poco, puesto que hay otras urbes donde los objetivos de medio plazo sí existen.

León es una ciudad que se descolgó de esos procesos de reflexión, lo que se ha traducido en una pérdida de relevancia en los últimos veinte años. La tendencia actual marca un declive que podría llevar a medio plazo a sucesos como el cierre de El Corte Inglés, por ejemplo, o la desaparición de la Universidad de León para pasar a depender de terceros. Los casi 145.000 habitantes que llegó a tener se quedan ahora por debajo de 125.000 y siguen cayendo. Por eso, si se quiere revertir la tendencia, hay que marcar objetivos más ambiciosos y ceñir la gobernanza a los mismos.

Para hablar de metas concretas miremos algunas facetas de la ciudad. La primera sería la consolidación del área urbana, que actualmente se encuentra dividida en multitud de ayuntamientos. Eso dificulta la gestión unitaria y la toma de decisiones, dejando un espacio metropolitano ingobernable. Un León ideal en 2030 incluiría, además del municipio capitalino, los actuales de Villaquilambre y San Andrés, y los más periféricos de Valverde de La Virgen, Sariegos, Santovenia y Valdefresno. Eso permitiría obtener más fondos del estado para el conjunto, enjugar la deuda, liberar fondos de los gastos de funcionamiento para hacer inversiones, ganar capacidad de interlocución ante el resto de administraciones, unificar la red de transportes, unir servicios, etc.

Otra meta de León 2030 sería completar la red de comunicaciones urbanas con el tren de Feve, una nueva carretera que entrase por el área deportiva del campus, mejoras en los accesos desde Lorenzana, el cierre de la ronda norte, una entrada directa al aeropuerto, una línea de cercanías de Renfe o el diseño de la ronda León 50 para comunicar toda la periferia metropolitana.

Un objetivo más sería organizar los espacios industriales por tamaños de parcela, los espacios de servicios con el reparto de áreas comerciales, un mapa de instalaciones deportivas, centros de cultura, patrimonio, parques y espacios naturales o centros educativos. La consideración de León 2030 mejoraría la ciudad en términos comparativos con el resto del país.
Volver arriba

Newsletter