Publicidad
Las Cabezadas se recuperan este domingo en el atrio de San Isidoro

Las Cabezadas se recuperan este domingo en el atrio de San Isidoro

ACTUALIDAD IR

Las Cabezadas se celebran este domingo tras la suspensión por el coronavirus. | DANIEL MARTÍN Ampliar imagen Las Cabezadas se celebran este domingo tras la suspensión por el coronavirus. | DANIEL MARTÍN
L.N.C. | 18/07/2020 A A
Imprimir
Las Cabezadas se recuperan este domingo en el atrio de San Isidoro
Tradición El edil de Régimen Interior, Movilidad y Deportes, Vicente Canuria, será el síndico municipal
El atrio de San Isidoro acoge este domingo la celebración de la ceremonia de Las Cabezadas, un acto se recupera después de la obligada suspensión en el pasado mes de abril.

Así, a las 11:00 horas saldrá de la plaza de San Marcelo la comitiva formada por la Corporación Municipal, que llegará a las 11:15 horas al atrio de San Isidoro, donde en primer lugar se celebrará la ceremonia del foro u oferta en la que, en esta ocasión, participa el concejal de Régimen Interior, Movilidad y Deportes, Vicente Canuria, designado como síndico municipal, junto con el representante del Cabildo. Como consecuencia de la situación sanitaria actual, se han establecido medidas de seguridad especiales para el desarrollo de esta celebración entre las que destacan la limitación del aforo y el mantenimiento de la distancia social.

A este respecto, se habilitarán en torno a 130 sillas en la plaza de San Isidoro para que el público asistente pueda ver la ceremonia del foro en una zona acordonada. Los asientos, a los que se accederá por orden de llegada, guardarán todas las medidas de higiene y distancia social. Además, el público deberá llevar mascarilla en todo momento.

Tras la ceremonia del foro, se procederá a la celebración de la tradicional misa en la Basílica de San Isidoro que, en esta ocasión será sin público.
El acto concluirá con el acto de Las Cabezadas y el regreso de la Corporación Municipal al Ayuntamiento de León, que no contará con una zona acotada para el público con sillas por falta de espacio.
Volver arriba
Newsletter