Publicidad
La vida de 'el Chicle' en la cárcel de León

La vida de 'el Chicle' en la cárcel de León

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
I. Herrera | 05/04/2019 A A
Imprimir
La vida de 'el Chicle' en la cárcel de León
Tribunales El asesino confeso de Diana Quer tiene un juicio por intento de rapto a una joven de Boiro (A Coruña) la próxima semana en los Juzgados de Santiago de Compostela
El intento de rapto de una joven en Boiro (A Coruña) en diciembre de 2017 precipitaba la resolución del caso Diana Quer, la joven de 18 años desaparecida y en paradero desconocido durante 497 días hasta el hallazgo de su cadáver el 31 de diciembre de aquel año. La próxima semana se celebra el juicio por el suceso de Boiro en los Juzgados de Santiago de Compostela, por lo que José Enrique Abuín Gey, alias ‘el Chicle’, abandonará unos días el centro penitenciario de Mansilla de las Mulas, donde fue trasladado por razones de seguridad desde la prisión de A Lama (Pontevedra), a la que ya había llegado de segundas desde Teixeiro (A Coruña) por su mala relación con otros reclusos.

De hecho, en León se le ubicó en uno de los denominados módulos de respeto con internos mucho menos conflictivos al que tuvo que ser devuelto tras un breve traslado, por mal comportamiento y falta de adaptación, a otro módulo, también de respeto, aunque con presos con peor perfil penitenciario. Si en el primero surgieron problemas, en el segundo más.
‘El Chicle’ era insultado, increpado y amenazado por los reclusos en un clima de tensión que fue en aumento hasta que la dirección del centro optó por devolverle a su ubicación original.

Según ha podido saber este periódico, el asesino confeso de la joven madrileña era despreciado por sus compañeros y llegó a evitar el ir al comedor por temor, dicen, a ser agredido. Por lo visto, en varias ocasiones ha recurrido a los funcionarios para exponerles sus amenazas y, aunque se han tomado medidas para evitar posibles conflictos entre los internos, fuentes penitenciarias también sostienen que su comportamiento no es, desde luego, ejemplar, pues además de no respetar las normas de estos módulos se han registrado diversos comportamientos molestos hacia sus compañeros, aunque tampoco se han referido especiales problemas.

José Enrique Abuín Gey emplea buena parte de su tiempo el taller ocupacional de su departamento y realiza trabajos en madera, además de visitar con asiduidad el gimnasio para hacer pesas. Además, desde su llegada al centro penitenciario habría engordado más de diez kilos.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Ribeira ha decretado la apertura de juicio oral contra ‘El Chicle’ por el asesinato de la joven madrileña Diana Quer en agosto de 2016.
Volver arriba
Newsletter