Publicidad
La vía de la federación propia, prácticamente descartada

La vía de la federación propia, prácticamente descartada

DEPORTES IR

Foto de familia de la mayoría de los participantes en la cumbre, falta Héctor de Castro, redactor de ‘las bases’ para una Federación de Lucha Leonesa. Ampliar imagen Foto de familia de la mayoría de los participantes en la cumbre, falta Héctor de Castro, redactor de ‘las bases’ para una Federación de Lucha Leonesa.
Fulgencio Fernández | 24/11/2019 A A
Imprimir
La vía de la federación propia, prácticamente descartada
Lucha leonesa La Federación sale de "deportes autóctonos" para integrarse en la Federación de Castilla y León de Lucha y "quedarse ahí"
La diputación de León acogió este sábado la cumbre para hablar del futuro de la lucha leonesa, fundamentalmente en el marco legal para salir de la situación anómala en la que vivía, encuadrada en la Federación de Deportes Autóctonos, que curiosamente no la contemplaba en el desarrollo normativo.

Sobre la mesa estaba también el recorrido que podía tener la Federación de Lucha Leonesa, la llamada Federación propia, por la que claramente había apostado la actual Junta Directiva, como puede comprobarse en los numerosos titulares de periódicos en este sentido y el trabajo normativo realizado, fundamentalmente por el grupo que encabezó Héctor de Castro y que desembocó en una propuesta en las Cortes de la UPLaceptada para que pudiera tener cabida esta federación.

La directora general de Deportes fue contundente al afirmar que la apuesta de la Junta es por la territorial El apartado legal parece que encontró pronta y lógica solución con la decisión de salir de la Federación de Deportes Autóctonos para integrarse en la Federación de Castilla y León de Lucha y, por tanto, en la Federación Española. Pero en la rueda de prensa —sólo con el presidente Rivero, el presidente de la Española, Paco Iglesias, y la directora general de la Junta, María Perrino—quedó meridianamente claro que «para quedarse ahí», en la Federación de Castilla y León.

Tanto Iglesias como Perrino fueron contundentes. El primero aseguró que no contemplaban «federaciones pequeñas sino que apostaban por las grandes»y Perrino dejó claro que la Junta contempla «la integración en la Federación de Castilla y León, para ser más fuertes, para tener acceso a más ayudas —como las del Centro de Tecnificación y las de competiciones—e intercambios con otras luchas». De hecho para una futura reunión en diciembre apostó por la presencia de todas las luchas. Sí reconoció que «siempre se contemplará las características culturales e históricas de la lucha, su condición de Bien de Interés Cultural;pero dentro de la Federación de Castilla y León».

Rivero aparca el discurso de la federación propia y dice que «habrá que ir a la que sea mejor para la lucha»  Rivero, que no había aludido a este punto en su intervención, valoró como positivo el hecho de solucionar la anomalía legal existente y, sobre la valoración de la federación propia, aparcó su discurso claro en favor de ella para señalar que «habrá que estar allí donde sea más favorable para la lucha leonesa».

Iglesias también habló del apartado económico para explicar que «no vamos a condonar la deuda que ya viene de la anterior federación, pero sí hemos firmado un acuerdo para que vayan pagando los 20.000 euros que deben a la Nacional».
Volver arriba
Newsletter