Publicidad
La tradición vuelve a Boínas

La tradición vuelve a Boínas

CULTURAS IR

Un año más los romeros acompañaron a Nuestra Señora de Boínas en la popular romería celebra en Robles de la Valcueva. | ESTEFANÍA NIÑO Ampliar imagen Un año más los romeros acompañaron a Nuestra Señora de Boínas en la popular romería celebra en Robles de la Valcueva. | ESTEFANÍA NIÑO
Estefanía Niño | 16/08/2019 A A
Imprimir
La tradición vuelve a Boínas
Sociedad La imagen de la Virgen salió escoltada por pendones de la comarca, romeros, mastines del grupo Xácara desde la plaza de Robles de la Valcueva hasta la ermita de Boínas
El intenso calor marcó la jornada romera en honor a la Virgen de Boínas, en Robles de la Valcueva. Tal y como estaba previsto, la imagen salió escoltada por pendones de la comarca, romeros, autoridades y mastines desde la plaza de Robles hasta la ermita de Boínas. Un recorrido que, en esta ocasión, se hizo al ritmo de gaita y tambores de la mano del grupo asturiano Xácara. La romería de Boínas es una cita arraigada en la comarca del Torío que, cada año, se convierte en una multitudinaria fiesta que aúna fervor religioso, tradición y cultura popular.

En torno a las 12:30 horas la imagen de la Virgen llegaba a la pequeña ermita. Los pendones hicieron un pasillo para que la imagen de la Señora llegará a la ermita, y no faltaron los gritos de ‘guapa’ ni el ‘Viva la Virgen de Boínas’ a la entrada del pequeño templo. Momentos después, se celebraba la misa. Además, la campa anexa al santuario acogió durante la jornada un mercado artesano con una veintena de puestos en los que adquirir encurtidos, productos de panadería, quesos, productos elaborados en barro, bisutería, cosméticos textiles o juegues artesanos, entre otros. No faltaron tampoco las demostraciones artesanas en el lugar como el hilado de lana, o la pintura.

Escabeche y sidra marcaron el preámbulo para disfrutar, también en la campa, de una jornada de ‘prao’ y convivencia con la degustación de la paella campestre.

Con la llegada de la tarde, las actividades se retomaron con juegos populares con el XX Concurso de Bolos por pareja y el VIII Concurso de Rana, ambos concurso con premios dotados en metálico o embutidos para los mejores clasificados. No fue la única actividad programada, ya que también pudo disfrutarse de un espectáculo de cetrería y del espectáculo ecuestre ‘La magia del caballo’.
Volver arriba
Newsletter