Publicidad
La mitad de los terrenos cultivables bercianos están abandonados

La mitad de los terrenos cultivables bercianos están abandonados

EL BIERZO IR

Presentación de la campaña de captación de los terrenos por el Banco de Tierras. | MAR IGLESIAS Ampliar imagen Presentación de la campaña de captación de los terrenos por el Banco de Tierras. | MAR IGLESIAS
Mar Iglesias | 09/12/2021 A A
Imprimir
La mitad de los terrenos cultivables bercianos están abandonados
Agroalimentación Es una "aberración", dice la ABA que lamenta que no se haya visto el potencial de la agroalimentación para darles vida, algo que se ha comenzado a hacer con el viñedo
La mitad de los terrenos cultivables bercianos están en un estado de abandono, cifra el director técnico de la Asociación Berciana de Agricultores, ABA, Pablo Linares, una cifra que considera "aberrante" sobre todo teniendo en cuenta el potencial del sector agroalimentario en la zona, sus marcas de garantía y su potencial ante las crisis económicas.

Considera Linares que ese abandono tiene que ver con la dificultad para conocer los propietarios de las parcelas, aunque reconoce que el trabajo realizado en los últimos años por en Banco de Tierras, dependiente del Consejo Comarcal del Bierzo, ha hecho que es problema, que era serio, ya no lo sea. Pero lamenta que lo que más cuesta es cambiar la mentalidad "no nos hemos creído que el sector agroalimentario puede ser un motor económico. Buscamos megaempresas y hasta que no cambiemos ese pensamiento no nos daremos cuenta de las oportunidades". También considera que el campo en la actualidad no ofrece unas condiciones atrayentes para el emprendimiento puesto que "faltan infraestructuras", algo por lo que pelean desde la asociación "nos gustaría ser más, pero necesitamos centrar el tiro", dijo.

Especialmente sangrante ha sido el abandono de los viñedos de cepas centenarias, un problema que ha venido a mitigar el Consejo Comarcal, al lado del Consejo Regulador de la D.O. Bierzo y de la ABA con una campaña de captación de viñedo viejo que se acaba de renovar. Es el sexto año en el que se realiza y, desde su inicio, ha conseguido que cerca de 220 hectáreas de viñedo de 1.310 parcelas se hayan salvado. Esa cantidad es, para el presidente del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel, lo que les anima a continuar con este proyecto que también cuenta con la colaboración de la Junta de Castilla y León para ir actualizando el registro de las zonas vinícolas de la comarca, una herramienta que considera "imprescindible". 

Además, el Consejo Comarcal trabaja también de la mano de las bodegas de la D.O. Bierzo abriendo canales de comercialización.

En cuanto a la cesión de esos viñedos en estado de abandono, suelen ser de una persona mayor que no puede ya hacerse cargo de ellos y los adjudicatarios suelen ser jóvenes que quieren ampliar sus producciones  y que venden su producto a la Denominación de Origen. 

La campaña culmina en marzo de 2022, con el fin de respetar los períodos de poda. Álvarez Courel hace un llamamiento a los propietarios de parcelas de viñedo en abandono para que las cedan y puedan seguir cultivándose. La presidenta en funciones del Consejo Regulador de la D.O. Bierzo, Misericordia Bello reconoce que no solo es importante recuperar el vino de vides mayores, sino también se contribuye a mejorar el paisaje con esas viñas en activo.

Bello agradeció la colaboración del Consejo durante todo su mandato de más de siete años, algo que también aplaudió Álvarez Courel y Linares, y considera que este proyecto debe seguir adelante con la nueva dirección con el fin "convencer" a los propietarios de viñedos abandonadas de que los cedan al Banco de Tierras.

Linares, por su parte, agradeció el granito de arena necesario que pone el Consejo en esta recuperación que incluso abre la puerta también a la compra de esos terrenos. De hecho asegura que el 10% de las operaciones entrantes en el Banco de Tierras en este sentido, se saldaron con un contrato de venta.

Los macroproyectos eólicos, más que un freno


Linares asegura que el sector está muy preocupado por la proliferación de pretendidos proyectos eólicos por la geografía berciana. Asegura que "puede ser un golpe muy fuerte para el sector" por el impacto que puede llegar a tener y que augura que dificultará, no solo la llegada de emprendedores, que esperarán a ver qué sucede con esos proyectos, sino también la compra de terrenos por parte de los agricultores, puesto que las eléctricas se adelantarán con pagos más golosos. "Esto debe hacernos pensar si este modelo es justo, si soluciona el modelo energético y la España vaciada o si va a suponer más abandono", dice Linares.

Bello ahonda en que las líneas de evacuación de estos proyectos "generan un desastre para las viñas viejas". Por eso el Consejo ha presentado alegaciones a esos proyectos que espera que se frenen.


Volver arriba
Newsletter