Publicidad
La Junta apuesta por la rehabilitación de viviendas como clave para el ahorro energético

La Junta apuesta por la rehabilitación de viviendas como clave para el ahorro energético

ACTUALIDAD IR

María Pardo, Ester Muñoz, Juan Carlos Suárez-Quiñones, Javier Cepedano y José Manuel García. | CAMPILLO (ICAL) Ampliar imagen María Pardo, Ester Muñoz, Juan Carlos Suárez-Quiñones, Javier Cepedano y José Manuel García. | CAMPILLO (ICAL)
Alfonso Martínez | 26/09/2022 A A
Imprimir
La Junta apuesta por la rehabilitación de viviendas como clave para el ahorro energético
Sociedad Suárez-Quiñones destaca también la eficiencia de los sistemas de calefacción y agua caliente a través de energías renovables y proyectos como la futura red de calor de León
El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha inaugurado este lunes la jornada 'Eficiencia energética: retos y oportunidades en la rehabilitación de edificios y viviendas', organizada por la Asociación de Empresarios Leoneses de Instalaciones de Saneamiento, Fontanería, Calefacción y Afines (Apifoncal).

El objetivo pasaba por reunir a la administración y las empresas para “ofrecer soluciones” a los ciudadanos ante la “incertidumbre por el aumento de los precios de la energía”, según ha explicado el p residente de Apifoncal, José Manuel García.

Por su parte, el consejero ha defendido que, ante esa incertidumbre, es necesario informar a los sobre las “importantes” oportunidades que se abren en León a través de las políticas de la Junta y de los fondos europeos en materia de rehabilitación, renovación y regeneración urbana. “Se trata de actualizar un parque de viviendas que en Castilla y León es anticuado, porque más de la mitad de los edificios son anteriores a 1980 y hay algunos de más de 50 años que no tienen ningún tipo de envolvente térmica y sus instalaciones energéticas no estaban mantenidas por técnicos. Por lo tanto, nos enfrentamos a un panorama en el que es muy fácil conseguir resultados, porque hay mucha materia en la que trabajar”, ha argumentado Suárez-Quiñones.

La rehabilitación pasa por acometer actuaciones que mejoren la eficiencia energética para bajar los consumos de calefacción y de la energía primaria que necesitan esos edificios. Y con ello se consigue un “compromiso” con la lucha contra el cambio climático y un importante ahorro para las familias y las empresas. “En eso estamos mediante numerosas líneas de ayudas, unas de fondos propios y otras de fondos europeos que hasta 2026 van a poner encima de la mesa en rehabilitación y en construcción de vivienda nueva en torno a 580 millones de euros en Castilla y León, una cifra muy importante de la cual casi 300 millones van a ser para rehabilitación”, ha agregado el consejero.

En cuanto a las ayudas de la Junta, ha recordado que hay convocados 37 millones para actuaciones de rehabilitación. “Tenemos ya 2.200 solicitudes en Castilla y León y desde luego, si se acaba este crédito y hay más demanda, vamos a ampliarlo a 48 millones de euros. Es el momento para las familias y para las empresas del sector, para los administradores, para los gestores, para todos los profesionales que están alrededor de la calidad de vida en una edificación. Tienen que solicitar esas ayudas para llevar ese dinero europeo y de la Junta a las familias, a las empresas y al empleo, que es de lo que se trata”, ha agregado el consejero.

Además, esto supone una “oportunidad” para las empresas de construcción, pero también para las de instalaciones energéticas. “No solo es cambiar los sistemas de calefacción, que también es necesario pasar a aquellos más eficientes y a poder ser de energías renovables, porque eso va a tener ayudas públicas, que se trata también la cambiar la configuración de la vivienda para que no pierda el calor en invierno y conserve el frescor en verano a través de envolventes térmicas, cubiertas aisladas y nuevas ventanas con una gran eficiencia”, ha defendido Suárez-Quiñones al inicio de una jornada celebrada en el Hotel Barceló Conde Luna.

A mayores, en el caso concreto de la ciudad de León, se ha impulsado el proyecto de la red de calor que va a construir la Junta. “Es un antes y un después. Estamos hablando de que 28.000 hogares se van a beneficiar de una red pública de calor que va a permitir ahorrar entre un 30 y un 50% de la factura energética a los hogares y a las empresas. Además, lo vamos a hacer con fuentes renovables, como biomasa, hidrógeno, biogás, geotermia y paneles solares. Es una estación híbrida que será pionera en España y que va a permitir en otoño de 2024, que es cuando esperamos ponerla en funcionamiento, un ahorro suplementario. Si a las medidas de rehabilitación le sumamos el sistema de calefacción y de agua caliente, estamos hablando de un ahorro importante. Solo la red de calor supondrá entre 500 y 700 euros menos de gastos para cada familia al año. Hay que pensar lo que puede suponer a mayores para una empresa pequeña o mediana. Si a eso le añadimos que se necesita menos calor porque la vivienda está bien rehabilitada y bien aislada, los ahorros serán muy importantes”, ha concluido el consejero.
Volver arriba
Newsletter