Publicidad
La Deportiva, sin poder dar un ‘gran golpe’ a domicilio

La Deportiva, sin poder dar un ‘gran golpe’ a domicilio

DEPORTES IR

La Deportiva solo pudo puntar en el Estadio de Vallecas. | IRINA RH Ampliar imagen La Deportiva solo pudo puntar en el Estadio de Vallecas. | IRINA RH
J. A. | 07/04/2021 A A
Imprimir
La Deportiva, sin poder dar un ‘gran golpe’ a domicilio
Fútbol / Segunda División El equipo berciano solo ha podido sacar un punto de los 18 que ha disputado en los campos de los equipos que están por encima en la clasificación
Para poder estar entre los mejores lo más normal es tener que ganar a los mejores y lo cierto es que a la Sociedad Deportiva Ponferradina le está faltando un ‘gran golpe’ en su persecución del sueño de poder jugar la fase de ascenso a Primera División.

Y es que tras su derrota en Girona, el equipo berciano se ha enfrentado ya a domicilio a todos los rivales que tiene por encima en la clasificación a excepción del Leganés, con el que lo hará en dos jornadas, habiendo sumado únicamente 1 de los 18 puntos que se pusieron en juego en esos partidos.

En casa la situación cambia radicalmente, ya que no ha perdido por ahora contra ninguno de esos rivalesEspanyol (2-0), Mallorca (3-0), Almería (3-1), Sporting de Gijón (2-1) y Girona (3-1), superaron a la Deportiva, que al menos pudo firmar un punto en su visita al Rayo Vallecano (1-1).

Curiosamente, la situación cambia de forma radical jugando en El Toralín ante esos ‘cocos’ de la categoría, ya que no ha perdido ante ninguno de esos rivales que ya han pisado El Toralín. Con triunfos ante Rayo Vallecano (3-0), Leganés (3-2) y Almería (2-1) y empates ante Girona (1-1) y Sporting de Gijón (2-2), la Ponferradina espera aún que pasen por El Bierzo los dos grandes favoritos al ascenso directo, Espanyol y Mallorca, contra los que espera mantener esa dinámica convirtiendo su feudo en un fortín.

Algo que tratará de hacer este mismo domingo (14:00 horas) ante un rival en una pelea distinta, el Fuenlabrada, que caía precisamente este lunes ante el Zaragoza por la mínima, en los minutos finales y por una pena máxima que precisamente pudo marcar la diferencia antes para el equipo madrileño, que la falló en las botas de Ibán Salvador.
Volver arriba
Newsletter