Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
La Deportiva sigue explotando la vía balear

La Deportiva sigue explotando la vía balear

DEPORTES IR

Francesc Fullana, durante un partido con el Atlético Baleares. Ampliar imagen Francesc Fullana, durante un partido con el Atlético Baleares.
A. Cardenal | 17/07/2019 A A
Imprimir
La Deportiva sigue explotando la vía balear
Fútbol / Segunda División El conjunto berciana cierra el fichaje del capitán del Atlético Baleares Francesc Fullana, que la temporada pasada jugó 42 partidos y marcó 7 goles en la división de bronce
La Deportiva sigue dando forma a la plantilla con la que el conjunto berciano regresará a Segunda División, un proyecto que pese al cambio de categoría no quiere cambiar el modelo que devolvió a los blanquiazules a la división de plata tras tres temporadas acumulando decepciones.

Lejos ha quedado la apuesta por el ‘glamour’ de apellidos exóticos o impronunciables y de jugadores con más currículum que futuro. Así lo demuestran las cesiones de Buenacasa y Russo –ambos del Mallorca–, dos jugadores con ganas de comerse el mundo y dar el salto definitivo al fútbol profesional, o el último fichaje de la Ponferradina, Francesc Fullana, un futbolista que da el salto tras nueve temporadas en la división de bronce.

Las últimas cinco han sido en las filas del Atlético Baleares. La Deportiva sigue pescando en las islas y se ha llevado el gato al agua incorporando a un futbolista que estaba siendo seguido muy de cerca por varios clubes de Segunda.

Y es que el centrocampista es un seguro de vida. En su última etapa en el equipo mallorquín solo bajó de los treinta partidos en su primer curso y en el último batió todos los récords, 42 partidos entre Liga y fase de ascenso, 41 de ellos como titular, y más de 3.710 minutos llevando el brazalete de capitán de un equipo que se quedó a las puertas del ascenso.

A su regularidad se une su facilidad para ver portería. En la temporada 2013/2013, en las filas del Constància, explotó en esta faceta con 8 goles y tras el ‘stand by’ que supuso su paso por el Llagostera, donde solo marcó un gol, sus números han sido constantes.

33 tantos marcó en las cinco temporadas de su segundo paso por el Atlético Baleares –también jugó en el equipo mallorquín durante la campaña 2011/2012–, cifras que no han pasado inadvertidas para una Deportiva que no quiere dejar los deberes para el último día y quiere que Bolo cuente lo antes posible con los refuerzos para el próximo curso.
Volver arriba
Newsletter