Publicidad
La criminalidad repunta, pero sigue por debajo de la de 2019

La criminalidad repunta, pero sigue por debajo de la de 2019

ACTUALIDAD IR

Portal del edificio en el que se cometió el crimen de Mansilla de las Mulas. | CAMPILLO (ICAL) Ampliar imagen Portal del edificio en el que se cometió el crimen de Mansilla de las Mulas. | CAMPILLO (ICAL)
Alfonso Martínez | 18/09/2021 A A
Imprimir
La criminalidad repunta, pero sigue por debajo de la de 2019
Sucesos Destacan los cuatro asesinatos consumados en la provincia hasta junio, uno más que en 2020, y el importante descenso de los robos
El Ministerio del Interior hizo públicos este viernes los datos de criminalidad correspondientes al primer semestre del presente ejercicio, cuyo repunte general está íntimamente correlacionado con los efectos derivados de la pandemia, que había supuesto en 2020 un fuerte descenso en la movilidad de los personas y en los delitos cometidos.

En lo concerniente al caso concreto de la provincia de León, es preciso destacar en primer lugar que el número total de infracciones penales cometidas se ha incrementado un 12,3% con respecto al mismo periodo del pasado ejercicio. Concretamente, la estadística refleja un total de 6.108 delitos, lo que supone una media superior a 33 cada día y contrasta con los 5.439 del año 2020. En todo caso, el dato es inferior al del primer semestre de 2019, cuando se contabilizaron 7.500 delitos.

En cuanto a la tipología de las infracciones penales que se cometieron en la provincia entre enero y junio, se han incrementado en la provincia los casos de homicidios dolosos y asesinatos consumados. La estadística ministerial refleja cuatro casos (uno más que en 2020) y entre ellos están los crímenes que acabaron con la vida de dos mujeres en Cembranos y Mansilla de las Mulas y el del joven universitario que murió en el polígono de La Torre de la capital leonesa.
Mientras, no se ha contabilizado entre los meses de enero y junio ningún homicidio o asesinato en grado de tentativa, mientras que en 2020 se habían contabilizado dos.

Es preciso referirse también a los denominados delitos contra la libertad y la indemnidad sexual. El balance de criminalidad refleja un total de 24, lo que representa uno menos que en la primera mitad de 2020. Entre estos delitos sexuales, dos corresponden a agresiones con penetración, es decir, a violaciones. La cifra se mantiene con respecto al primer semestre del pasado año.

En otro orden de cosas, no ha habido secuestros en la provincia y han aumentado los delitos de lesiones y riña tumultuaria, que se sitúan en 50 frente a los 47 referidos al primer semestre del pasado ejercicio. También aumentan los robos con violencia e intimidación (pasan de 51 a 53), mientras descienden los cometidos en domicilios, establecimientos y otras instalaciones (pasan de 337 a 253).

La tendencia también es a la baja en el caso de los hurtos. La provincia contabilizó un total de 1.075 delitos de este tipo durante el primer semestre de este año frente a los 1.081 que se habían cometido en 2020. Además, es preciso referirse a las sustracciones de vehículos (pasan de 35 a 30) y a los delitos de tráfico de drogas, que aumentan de 31 a 34. El balance se completa con un capítulo que se refiere al resto de infracciones penales y que registra un total de 4.585 frente a las 3.827 del pasado año. En este caso se registra un descenso del 19,8%.

Por municipios


El balance del Ministerio del Interior incluye también datos de los municipios de más de 20.000 habitantes. En el caso de la ciudad de León, se contabilizan 2.903 infracciones penales, lo que supone un aumento del 13,1% con respecto a los seis primeros meses de 2020. La tendencia también es al alza en el caso de Ponferrada, donde se contabilizaron en este periodo 927 delitos con un incremento del 18,8%. Finalmente, en el caso de San Andrés del Rabanedo, el dato experimenta una subida del 22,1%, ya que se registraron 442 delitos, 80 más que entre enero y junio de 2020.
Volver arriba
Newsletter