Publicidad
La campaña electoral más cara de la historia

La campaña electoral más cara de la historia

OPINIóN IR

05/03/2021 A A
Imprimir
La campaña electoral más cara de la historia
Desde hace unos años algo se ha ‘gripado’ en las maquinarias demoscópicas y ya sea por burdos intereses, por fallo en la metodología o porque la gente no dice la verdad ni al médico, vemos como cada vez las encuestas están más alejadas de la realidad.

No obstante, estas previsiones hay que seguir tomándolas en cuenta, más que nada porque es la única herramienta que existe hoy en día (sin contar el Big Data) para poder jugar a predecir el futuro y la salud de las distintas opciones políticas. En cualquier caso, son una foto fija en un momento concreto y ahora las cosas cambian demasiado deprisa.

Es verdaderamente sorprendente que con la que está cayendo, las últimas encuestas muestren que los únicos partidos que se desgastan son el PP, Ciudadanos y Podemos, mientras el PSOE aguanta el tirón y Vox sigue viviendo una efervescencia sorprendente, aunque hasta cierto punto comprensible, en estos tiempos que se piensa más con las gónadas que con la cabeza.

En épocas de graves crisis y de guerra, no todo es miseria y destrucción y siempre hay quién saca beneficio del desastre general. Solo hay que tener pocos escrúpulos, facilidad para mentir y la “gatera” de la moral muy grande, para poder salir a flote, victorioso pisando a quien haya que pisar y dejando atrás a quien haya que dejar.

El partido sanchista ha sabido ver al vuelo esto y quiere aprovechar la desgracia pandémica y el maná que se espera desde Bruselas, para poder hacer la campaña electoral más cara de la historia. Concretamente una campaña con los 140000 millones de euros que España podría recibir de los fondos europeos para la recuperación post covid.

El propio Consejo de Estado, ha indicado que el decreto del Gobierno que regula la gestión y ejecución de dichos fondos europeos, atenta contra el propio reglamento europeo por carecer de los controles y añadía que el Tribunal Constitucional podría admitir una posible reclamación debido a estas carencias.

Recordarán que dicho decreto del gobierno fue aprobado gracias a los votos de Vox demostrando cierta bisoñez, a pesar de seguir afirmando a día de hoy que lo hicieron por el bien de España y de los españoles que necesitamos ese dinero urgentemente y que ahora lo enmendarán. No sé si ellos mismos se lo creen.

Ahora la situación es endiablada, propia de “susto o muerte”. Si cualquier partido acude al Constitucional o se queja ante Bruselas de esta falta de control, la maquinaria propagandística de Moncloa lo destruirá con el argumento de que se está atacando por interés político a la recuperación económica de España. Por otro lado, si se ignoran las alarmas, se dará carta blanca al sanchismo y sus socios para que dirijan los fondos de manera interesada a aquellos proyectos que les puedan reportar más beneficio político o incluso personal.

Efectivamente iba a ser cierto el eslogan de ‘Salimos más fuertes’ pero referido solo a los miembros del Gobierno.
Volver arriba
Newsletter