Publicidad
La caída de un árbol deja sin luz al Valle del Silencio

La caída de un árbol deja sin luz al Valle del Silencio

EL BIERZO IR

El viento provocó la caída de árboles y los problemas colaterales. | ICAL Ampliar imagen El viento provocó la caída de árboles y los problemas colaterales. | ICAL
ICAL | 20/10/2020 A A
Imprimir
La caída de un árbol deja sin luz al Valle del Silencio
Sucesos Dos grupos electrógenos tuvieron que suministrar corriente durante la noche a Peñalba de Santiago y Montes de Valdueza
Las fuertes rachas de viento que en la tarde de ayer soplaron en la comarca del Bierzo provocaron la caída de varios árboles en la zona del Valle del Silencio, lo que causó a su vez el corte de la energía eléctrica en varias localidades del entorno, ya que el tendido que les suministra circula a través del monte. Pueblos como Peñalba de Santiago y Montes de Valdueza pasaron la noche con la energía que les suministraron los dos grupos electrógenos desplazados hasta la zona.

El principal problema, según fuentes de los Bomberos de Ponferrada, se produjo pasadas las 17 horas a la altura de Villanueva de Valdueza, donde un árbol caído sobre el tendido eléctrico dejó sin suministro a todos los pueblos situados ladera arriba, como Peñalba de Santiago, San Clemente y Montes de Valdueza. Después de que los Bomberos retiraran el árbol de la calzada para permitir nuevamente la circulación de vehículos, los operarios lograron sobre las 21 horas restablecer el suministro eléctrico en Villanueva y San Clemente.

Sin embargo, en Montes y en Peñalba hubo que esperar hasta pasada la medianoche, cuando la llegada de dos grupos electrógenos permitió recuperar la electricidad en ambas localidades y garantizar el suministro, según destacaron fuentes del Consistorio. Con el amanecer, los operarios de la empresa encargada del mantenimiento reemprendieron la búsqueda de los puntos en los que el tendido eléctrico se ha visto afectado, de cara a reparar las averías y poder restablecer la normalidad del suministro a lo largo del día.

Por otro lado, el mal tiempo también provocó varias incidencias en el casco urbano de la ciudad. La principal, según los Bomberos, fue la retirada de chapas y tela asfáltica que el viento amenazaba con desprender de un tejado de la zona alta. Además, el retén de servicio tuvo que participar en la limpieza de un derrame de gasoil en la avenida de Asturias.
Volver arriba
Newsletter