Publicidad
La atención al público regresa en San Andrés y Villaquilambre

La atención al público regresa en San Andrés y Villaquilambre

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
L.N.C. | 01/06/2020 A A
Imprimir
La atención al público regresa en San Andrés y Villaquilambre
Área metropolitana Los dos ayuntamientos inician la desescalada de sus respectivas oficinas para que funcionarios y vecinos recuperen poco a poco la normalidad
Los ayuntamientos de San Andrés del Rabanedo y Villaquilambre retoman poco a poco la vuelta a la vida habitual de funcionarios y vecinos, pero evidentemente con estrictas medidas de higiene y distancia para garantizar que nadie pueda ser contagiado en las instalaciones municipales.

Por un lado, San Andrés del Rabanedo retoma, de forma paulatina, la atención presencial en el edificio principal del Ayuntamiento con la reapertura al público desde este martes de los servicios de Registro, Estadística (Padrón), e Información y Atención al Ciudadano.

Teniendo en cuenta que, en virtud del Real Decreto 463/2020, con la llegada del mes de junio se reinician los plazos administrativos que fueron suspendidos, desde las concejalías de Personal y Régimen Interno se ha diseñado un Plan Local para la Transición a la Normalidad, que está en negociación con el Comité de Seguridad y Salud.

Así, conjugando las necesidades del servicio y atención a la ciudadanía con el respeto a las normas preventivas de obligado cumplimiento, se ha determinado el reinicio de la atención presencial al público en estos tres servicios municipales con entrada individual y en horario comprendido entre las 9 horas y las 13 horas, manteniéndose de forma paralela, tanto para estos como para el resto de servicios, la atención telemática.

El público accederá al edificio de manera individual (salvo causa justificada como en el caso de menores, personas con discapacidad o con movilidad reducida), realizándose un control de acceso por parte de la Policía Local, con la toma de la temperatura por parte del agente. Además, es obligatorio el uso de mascarilla a todo el personal que acceda al recinto, debiendo utilizarse también el dispensador habilitado para limpiarse las manos.

Del mismo modo, solo habrá un ciudadano por puesto, esperando el resto del público en el exterior del edificio, donde debe guardarse la distancia interpersonal de seguridad.

La atención presencial se combinará con la atención telemática por parte de los distintos departamentos municipales, a los que se derivan las consultas específicas realizadas por los vecinos y vecinas a través del teléfono de Atención Ciudadana 987 844 300.

En su reincorporación, el personal recibirá EPI, así como información preventiva de obligado cumplimiento, tal y como explicó ayer la concejala de Personal, María Aurora Flórez, quien destacó el trabajo que se viene realizando en las últimas semanas, y en coordinación con los representantes de los trabajadores, para «avanzar en la recuperación de la atención presencial en los distintos servicios, por fases y centros de trabajo, cumpliendo para ello con las normas de prevención para garantizar la seguridad de la ciudadanía y de la propia plantilla».
De forma paralela, se ha producido la reapertura de las bibliotecas municipales, en días alternos y con cita previa, para el préstamo de libros.
Así, la Biblioteca Municipal de Trobajo del Camino está abierta los lunes, miércoles y viernes, y la Biblioteca Municipal de Pinilla los martes y jueves, ambas de 11 horas a 13 horas.

Oficinas en Villaquilambre


Mientras, en el otro gran municipio del área metropolitana, Villaquilambre, las oficinas municipales y los distintos centros y dependencias del Ayuntamiento volverán a ponerse en funcionamiento progresivamente a partir de este martes. Así se ha decidido desde la Concejalía que dirige Lázaro García Bayón, que prevé que estas primeras jornadas sean utilizadas principalmente para comprobar que las medidas de prevención y protección en relación a los puestos de trabajo están incorporadas y disponibles, y hacer las sugerencias o alegaciones que se estime oportunas.

Para garantizar que en la reincorporación se cumplen con todas las medidas necesarias, se llevará un control estricto de los empleados que inician su actividad y se tomará la temperatura corporal antes del ingreso en las oficinas municipales. Además, en el resto de los edificios se pondrá a disposición de los correspondientes encargados, directores o responsables, el aparato medidor de temperatura para tal fin.

Asimismo, en función de la evolución de las fases de desescalada y de las instrucciones que se dicten por las autoridades Sanitarias, el Ayuntamiento tiene prevista la vuelta a la normalidad con la reapertura de servicios al público, al menos con cita previa, a partir del próximo 8 de junio. «Para nosotros lo primero siempre ha sido la salud, y después de reuniones con representantes de distintos departamentos, hemos acordado comenzar la normalización de la actividad manteniendo unas estrictas medidas de seguridad», apunta García Bayón.
Volver arriba
Newsletter