Publicidad
La Aemet prevé un verano "seco y cálido" en la provincia

La Aemet prevé un verano "seco y cálido" en la provincia

ACTUALIDAD IR

La primavera ha sido más cálida de lo normal. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen La primavera ha sido más cálida de lo normal. | MAURICIO PEÑA
A. Rodríguez | 22/06/2022 A A
Imprimir
La Aemet prevé un verano "seco y cálido" en la provincia
Tiempo La primavera, que ha sido "más cálida de lo normal", se va dejando una "sequía meteorológica"
Un verano «cálido y seco» y «escaso» en precipitaciones. Eso es lo que le espera a la provincia leonesa, y al conjunto del resto de provincias de Castilla y León, según destaca la Agencia Española de Meteorología (Aemet).

Una previsión que dio a conocer ayer la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, junto al delegado territorial de la Aemet en Castilla y León, Manuel Mora, que presentaron en Salamanca el resumen climático de la primavera, la situación del balance hídrico y predicción estacional para el trimestre de julio, agosto y septiembre en la Comunidad.

En cuanto a la primavera, Barcones resaltó importantes variaciones a lo largo del trimestre, dejando un balance general de cálida» en toda Castilla y León. «El mes de abril fue el único que nos dejó temperaturas inferiores a lo normal, en su primera semana, cuando se registraron valores de temperatura mínima impropios de la estación, como los -12ºC de la localidad leonesa de Vegarienza del 5 de abril», apuntó la delegada.

En lo que se refiere a la provincia de León, la primavera de 2022 ha sido «más cálida de lo normal». Muestra de ello es que la temperatura media se situó en los 10,9ºC, lo que supone el incremento de 1,2ºC respecto a la temperatura media entre 1981 y 2010 que es de 9,7ºC. De hecho, en la zona del Bierzo es donde se ha experimentado esta pasada primavera el mayor incremento, con una media de 13,6ºC a diferencia de los 12,2ºC de media entre 1981 y 2010 que supone una diferencia de 1,4ºC.

Asimismo, ha sido una primavera normal en cuanto a precipitaciones se refiere, pero más tirando hacia «escasa» que se va dejando una «sequía meteorológica» al llover un 22% menos de los esperado. Por ejemplo, la precipitación acumulada en la ciudad de León fue de 110 litros por metro cuadrado, un 17% menos de los 133 litros por metro cuadrado del trienio 1981-2010. En ese sentido, la ‘palma’ se la lleva Ponferrada con 87 litros por metro cuadrado en el pasado trimestre de marzo a mayo, que es un 42% menos respecto al periodo de 1981-2010 que fue de 149 litros por metro cuadrado.

A pesar del carácter lluvioso de marzo y abril, las lluvias no fueron suficientes para paliar la situación de sequía meteorológica con la que terminó España el invierno. A mediados de junio de 2022, ha llovido un 25% menos de lo normal desde el 1 de octubre.

Igualmente, Ponferrada también ha sido una de las ciudades donde se han batido récords de calor en la primavera de 2022 en el mes de mayo. En concreto, la temperatura media de máximas fue de 26,8ºC y el valor anterior era de 26,4ºC en 2020. En total, tuvo 22 días con temperaturas superiores a los 25ºC, superando el valor anterior de 20 días en 2020. Además, igualó otro dato de 2020, con nueve días en los que la temperatura máxima fue superior a los 30ºC.

Previsión para los próximos días


El verano, que comenzó ayer al mediodía, se prevé «cálido y seco», no obstante, durante esta semana, las temperaturas serán ligeramente inferiores a lo que es habitual y habrá algunas precipitaciones. «En las próximas tres semanas, temperaturas por encima de lo habitual y en cuanto a precipitaciones, serán más secas de lo habitual», apuntó el delegado territorial de Aemet.
Volver arriba
Newsletter