Publicidad
José Sacristán: "Siento que Delibes me acompaña en escena"

José Sacristán: "Siento que Delibes me acompaña en escena"

LNC CULTURAS IR

El actor José Sacristán regresa este fin de semana al Auditorio de León con la adaptación al escenario de la novela más personal de Delibes. | PENTACIÓN Ampliar imagen El actor José Sacristán regresa este fin de semana al Auditorio de León con la adaptación al escenario de la novela más personal de Delibes. | PENTACIÓN
Joaquín Revuelta | 01/02/2022 A A
Imprimir
José Sacristán: "Siento que Delibes me acompaña en escena"
Artes escénicas El actor madrileño regresa este fin de semana al Auditorio Ciudad de León, cuatro años después de su última visita con la obra de David Mamet ‘Muñeca de porcelana’, con la versión escénica de ‘Señora de rojo sobre fondo gris’, un sentido monólogo sobre la pérdida y el duelo
Se ha hecho de rogar pero por fin tenemos de vuelta en el Auditorio Ciudad de León al gran actor madrileño José Sacristán, que en dos funciones los días 5 y 6 de febrero representará en solitario ‘Señora de rojo sobre fondo gris’, un monólogo sobre la pérdida y el duelo, cuyo origen se encuentra en la novela del mismo título del escritor vallisoletano Miguel Delibes, en la que cuenta la historia de su vida junto a su esposa, Ángeles de Castro, al tiempo que retrata la personalidad de esta mujer que lo fue todo para él y, sobre todo, describe el proceso de la enfermedad que la condujo a una muerte inesperada a los 48 años. Del proceso de adaptación de la novela al lenguaje teatral se hicieron cargo José Sámano, Inés Camiña y el propio José Sacristán. « El libro, que en verdad está escrito como un monólogo –y así lo hemos adaptado a la escena–, es una pieza fundamental para conocer de cerca el mundo personal y humano del escritor y un reconocimiento, entre la admiración y el dolor, a la mujer que le inclinó hacia la literatura, con la que tuvo siete hijos y fue su inseparable compañera desde que muy jóvenes se conocieron hasta su inesperado y trágico final», destaca Sámano, que reconoce el proyecto comenzó a fraguarse en 2008, cuando él mismo y Sacristán comenzaron a trabajar con Delibes en el texto e incluso llegaron a realizar una primera adaptación que no acabó de convencerles. Por problemas de salud de ambos el trabajo quedó interrumpido y el escritor y académico falleció en marzo de 2010.

El  proyecto se estancó y quizá nunca se hubiera retomado si el actor de Chinchón no hubiera visto, tanto en su protagonista como en su trama novelesca, un personaje tan rico para añadir a su magnífica trayectoria.  José Sámano pidió la colaboración de Inés Camiña, una joven actriz y escritora de veintisiete años a la que había conocido hacía poco, llena de talento y de futuro y con una fuerte vocación teatral, para realizar la dramaturgia  partiendo de cero. Sobre esta nueva adaptación realizada conjuntamente por Sámano y Camiña, José Sacristán comentaba en una entrevista al portal A Escena con motivo del estreno de ‘Señora sobre fondo gris’ en Madrid que desde el principio se estableció una diferencia entre el lector y el espectador de teatro. «Posteriormente se han añadido y quitado a la columna vertebral del texto que ambos han realizado, los cambios que he considerado personalmente al tener que interpretarlo yo. Hemos añadido también los acontecimientos importantes que ocurrieron en el período de tiempo en el que transcurre la función. En parte ha sido doloroso porque había que prescindir de ciertos fragmentos valiosos de la novela pero hemos rescatado las partes festivas y lo esencial del texto original», asegura el intérprete madrileño, que sobre el escenario da vida y personalidad a Nicolás, un pintor con muchos años en el oficio y que lleva tiempo sumido en una crisis creativa. Desde que falleció de forma imprevista su mujer, que era todo para él, prácticamente no ha podido volver a pintar. Estamos en el verano y otoño de 1975. La hija mayor de ambos está en la cárcel por sus actividades políticas, y es en esas fechas cuando surgen los primeros síntomas de la enfermedad de su madre que la hija vivirá desde dentro de la prisión. Es otro recuerdo permanente en la vida de su padre, que también ahora revive. «Esta obra teatral es el relato de una historia de amor en camino desenfrenado hacia la muerte, que nos sitúa en aquella España con rasgos inequívocos, que nos habla de la felicidad y de su pérdida, y que llega a la intimidad de cada ser humano, y a su emoción, por el camino recto y simple de la verdad. Un amor que se llena de dramatismo, y quizá de mayor plenitud, cuando aparece, primero sin hacer ruido y después como una brutal ruptura, la enfermedad. Un sobrecogedor retrato de ‘una señora de rojo’, tan luminosa, ‘sobre el fondo gris’ de todas las circunstancias que rodean su final», destacan desde la productora Pentación, cuyo productor Jesús Cimarro asegura que llevar a escena ‘Señora de rojo sobre fondo gris’ es «saldar una cuenta pendiente con uno de los autores dramáticos más insospechados del siglo XX ya que, aunque Miguel Delibes no escribió teatro, cuatro de sus novelas han sido llevadas a los escenarios: ‘Cinco horas con Mario’ (1979), ‘La hoja roja’ (1983), ‘Las guerras de nuestros antepasados’ (1989) – que acudirá al Auditorio leonés el próximo 26 de mayo de la mano de la compañía La Quimera de Plástico –y ahora ‘Señora de rojo sobre fondo gris’ (2018)».

El propio Miguel Delibes llegó a decir en alguna ocasión que los dos tipos de mujer que había dibujado con mayor esmero a lo largo de su vida de narrador son Carmen, la Menchu protagonista de ‘Cinco horas con Mario’, y Ana, el personaje central de ‘Señora de rojo sobre fondo gris’. «Dos mujeres, no ya distintas sino antitéticas, que de alguna manera podemos considerar representativas de la España de la segunda mitad del siglo XX», señala el autor.

José Sacristán no cree que llevar todo el peso de la función de la obra sea una desventaja. Todo lo contrario, declara al portal A escena, «porque me acompaña Miguel al que tuve el privilegio de conocer. He conseguido acercarme a este territorio personal de Delibes. Siento que estoy acompañado por él en escena, que hay un pálpito suyo en el escenario y tengo la aprobación que nos dio su familia para hacer esta adaptación. Para cualquier actor es un privilegio interpretar a este personaje y rendirle un homenaje a este maravillo autor», sostiene Sacristán, para quien volver a Miguel Delibes, ahora con un sobrecogido Nicolás, «supone entregarme a una tarea que bien pudiera ser o significar la culminación de una aventura de trabajo y de vida que viene durando ya más de sesenta años. Volver a Miguel Delibes es no dejar de aprender a mirar», concluye.

José Sacristán regresa al Auditorio Ciudad de León, cuatro años después de hacerlo con la obra de David Mamet ‘Muñeca de porcelana’ y algo más de un año desde su representación de ‘Señora de rojo sobre fondo gris’ en el Teatro Bergidum de Ponferrada, a punto de vivir otro hito en su dilatada trayectoria profesional, como es la concesión el próximo 12 de febrero en Valencia del Goya de Honor a toda su carrera, que se suma al logrado por su trabajo en ‘El muerto y ser feliz’. «Mi carrera ha sido el gozo del crío que ha visto cumplido su propósito, el de hacer creer a la gente que era el estudiante, el pregonero, el recluta, el emigrante, el abogado, el médico… y que la gente se lo creyera. Y la suerte de que en todo este recorrido mis mejores amigos y la gente más querida para mí, al margen de mi familia, está en la profesión».
Volver arriba
Newsletter