Publicidad
'Jartísimas' del machismo

'Jartísimas' del machismo

ACTUALIDAD IR

Mariluz González y Marta Fontal junto al ‘fanzine’ creado por nueve mujeres de un taller de la asociación. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen Mariluz González y Marta Fontal junto al ‘fanzine’ creado por nueve mujeres de un taller de la asociación. | SAÚL ARÉN
C. Centeno | 23/11/2020 A A
Imprimir
'Jartísimas' del machismo
Sociedad Un fanzine creado por las participantes en un taller de la Asociación Simone de Beauvoir recoge los principales hartazgos de las mujeres
Hartas de ser invisibles. Hartas de que las vean como culpables. Hartas de pasar miedo. Hartas de los estereotipos. Hartas del lenguaje machista que impregna hasta las letras de algunas canciones. Hartas, en definitiva, de todo tipo de violencia hacia las mujeres, desde las que se sufren a diario hasta las más graves. Eso muestran las nueve mujeres que participaron en la creación del fanzine ‘Jartísimas’, surgido de un taller de la Asociación leonesa Simone de Beauvoir y con el que se pretende reflejar «el hartazgo con el sistema patriarcal».

El resultado, coordinado por la artista Isabel Alonso, puede verse en el ‘hall’ de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de León, en una pequeña muestra con motivo de la celebración el 25 de noviembre del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer. La muestra participativa, en la que se trata de recoger también el hartazgo del resto de mujeres, podrá verse hasta el próximo 17 de diciembre.

Con esta creación reivindicativa se ha tratado de «dar voz a las mujeres» y que «por todo este tipo de medios expresen sus sentimientos», explica Mariluz González, una de las participantes. Porque, en ocasiones, «no tienen muy fácil cómo comunicarse ni decir lo que sienten», asegura. A pesar de que «empezamos un poco bloqueadas» ha sido «muy divertido» el trabajo y «refleja los sentimientos de cada una de nosotras», asegura. «Ha sido un trabajo muy gratificante y hemos salido todas muy satisfechas con el resultado», confiesa Mariluz.

«Es una forma también de hacer crítica social hacia todas las violencias machistas desde un posicionamiento de reflexión», detalla Marta Fontal, trabajadora de la asociación. Habla de hacer visibles las violencias machistas que forman la base del iceberg, donde se sitúan la cosificación, la culpa o la invisibilización. «Nos cuesta identificar más las violencias machistas del día a día, pero todas están relacionadas», cree.

El agravante del confinamiento

Sobre la situación de la asociación y las víctimas a las que atienden durante estos meses de pandemia, Marta Fontal asegura que «mientras la crisis sanitaria nos recomendaba e incluso nos obligaba a quedarnos en casa porque era lo más seguro, para muchas mujeres supuso una mayor convivencia con su propio maltratador». Por este hecho, asegura, han llegado nuevas solicitudes de ayuda a la organización feminista. «Durante la pandemia llamaban, hemos hecho un trabajo importante de intervención, sobre todo para sostenerlas psicológicamente, y ahora se está notando que todo eso está pasando factura», confirma. «Tenemos mujeres que cuentan que antes de la pandemia, en el día a día, la carga de violencia era soportable, pero durante el confinamiento se ha vuelto insostenible y les ha obligado a tomar decisiones», apunta recordando también que esta crisis «ha vuelto a demostrar que los recursos para proteger a las víctimas no son suficientes».
Volver arriba
Newsletter